Skip to content

6 ideas de nuestro último podcast sobre eventos estratégicos y planes de gestión de talento

6 ideas de nuestro último podcast sobre eventos estratégicos y planes de gestión de talento

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
Nacen los premios W!N, que reconocen la creatividad, estrategia e impacto mediático Ron Santiago de Cuba monta un evento en un tren para “viajar al alma de Cuba” sin salir de Madrid Grupo Don Espumoso crea la división Xplora Events para eventos corporativos
Los eventos internos han adquirido una dimensión más estratégica. Tradicionalmente estaban hechos para crear engagement y motivación de equipo. Luego adquirieron una dimensión de formación y en los últimos años, a todo, se ha sumado un ingrediente potente de observación y medición que aporta un conocimiento muy valioso sobre los perfiles y equipos, llegando incluso, el evento, a solucionar problemas de la empresa o funcionando como su mejor herramienta de reclutamiento. Organizamos un podcast con profesionales del sector donde tratamos estos temas y te traemos solo 6 ideas ¡para que vayas ya a escucharlo!

En este podcast, grabado en Videology, han participado en este podcast: Alberto Mestre, director y socio fundador de IDE Marketing; Pedro Pablo Pérez, fundador y CEO de Fazeta Producciones y secretario de AEVEA; Héctor Huertas, director y fundador de Buenpuerto (empresa de gestión de talento); y Ángeles Moreno, country manager de AIM Group.

Lo primero: tener un plan de gestión de talento. Muchas empresas carecen de este plan y en el podcast se comenta su absoluta necesidad.

Igual que todas las empresas tienen un presupuesto anual, también sería importante un plan de gestión de talento y, además, presentarlo a principios de año. Es importante que todo el mundo tenga claro dónde está y dónde se quiere llegar, no sólo desde el punto de vista de objetivos financieros, sino también desde el punto de vista del talento que la empresa tiene que gestionar”.

Héctor Huertas (Buenpuerto)

Dentro del plan de gestión de talento los eventos son una pata sustancial. El teambuilding para cargar pilas (y donde la empresa observa para profundizar en los perfiles); el incentivo, ese viaje que une y marca con el tatuaje de la empresa; la convención; momento de orgullo y comunidad, además de formación… Y todo esto importa: nociones como motivación, engagement u orgullo de comunidad pueden aumentar la producción.

Es importante conocer lo que hace nuestro compañero, que a veces en el día a día pues se erosiona la parte relación… También el engagement o el sentimiento de pertenencia hacia la marca, hacer partícipe a cada uno de los empleados y reconocer el trabajo”.

Pedro Pablo Pérez (Fazeta Producciones y AEVEA)

Los eventos para vivir valores, un objetivo cada vez más creciente. Seguro que te suena el Values Day de BBVA, un evento de vivencia de sus valores corporativos. Y es que, los eventos son el mejor momento donde vivir valores. Al final los valores en un email se quedan vacíos.

Es un objetivo creciente y, lo mejor de todo, es que las empresas tendemos a ser más arriesgadas a mostrarnos realmente cómo somos, que es lo realmente difícil de hacer en un power point… En un evento sí que eres capaz de que el CEO sea el dj de la fiesta. Es algo que traslada valores directamente y que en un evento se puede llevar a cabo, colocando la esencia de la empresa en un lugar donde todo el mundo lo pueda ver”. 

Ángeles Moreno (AIM Group)

Eventos de onboarding o reclutamiento, interesantes para perfiles nuevos o jóvenes. Aunque exigentes quizás en su organización, permiten establecer una relación entre reclutador y reclutado, o entre empleado nuevo y equipo, y hacer vivir la cultura de la empresa.

Acabamos de hacer todo el diseño de todos los eventos de onboarding de una multinacional y hemos trabajado muchísimo el transmitir los valores de una forma diferente, adaptado a diferentes perfiles (…). Hemos tirado de muchísimos expertos, desde filósofos, sociólogos, especializados en liderazgo, humanistas, de comunicación… Y estoy muy de acuerdo con estos nuevos formatos, a lo mejor para nuevos perfiles o gente más joven.”

Ángeles Moreno (AIM Group)

Definir objetivos generales y medir. Si vemos el evento como un objetivo, los KPI serán la asistencia, la satisfacción… pero si hay otros objetivos generales (del plan de gestión de talento) la continuidad y el seguimiento podría ser más natural. Por ejemplo, si el objetivo es aumentar la motivación de los comerciales (y a la vez las ventas) puedes ir midiendo en el CRM su actividad, su nivel de visitas, de propuestas…

Lo que hacemos al inicio del año es sentarnos a medir qué quieren medir el director de marketing, el director de recursos humanos… Y, tangencialmente o en diferentes hitos a lo largo de año, en los recogemos la información de los empleados, clusterizado, por los diferentes niveles jerárquicos, y hacemos una evaluación trimestral, semestral, anual con nuestro interlocutor para medir las áreas de mejora en base a ese feedback que ha dado cada clúster. Laa tecnología lo que nos permite precisamente es esto, pero hay que ir alineados las agencias de eventos, las agencias de comunicación y los directores de recursos humanos y marketing…”

Alberto Mestre (IDE Marketing)

Captar datos de manera creativa. Se comenta en el podcast la relevancia especial tiene el evento que combina la experiencia con tecnologías que permiten la medición, más allá de la clásica encuesta de satisfacción. Si combinas una herramienta de test o quizz que forma parte del evento, con la medición de cómo han solucionado un reto en la actividad, o incluso con un software que reconoce las expresiones, además de la observación humana, tienes un conjunto de datos muy potente.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias
Eventoplus