Skip to content

Cómo aplicar las cinco claves de la motivación humana en tus eventos

Cómo aplicar las cinco claves de la motivación humana en tus eventos

Compartir noticia

Escuchar

Eric Mottard
La saturación turística y nuestro sector Sun&Blue Congress presenta su segunda edición en una jornada en la CEOE Cómo generar comunidad en tu evento
Te lo comentamos sin parar: como profesionales de eventos tenemos que ser expertos en la naturaleza humana, entender esta caja negra que es el cerebro humano, descifrar este puzzle que es la motivación y la gestión del cambio de creencias y comportamientos. Y si bien esta capacidad, la tenemos a menudo de forma empírica (tras vivir 150 convenciones, uno se vuelve bueno en entender a los asistentes…), no está de más poner un poco de marco teórico. En este campo, si hablamos de la motivación humana, el modelo de STD (Self Determination Theory) es probablemente el más reconocido a nivel internacional desde hace décadas… aunque como muchos nos permitiremos ahora completarlo. ¿Qué nos enseña para que podamos organizar eventos más efectivos? Por Eric Mottard

Sabes la distinción entre motivación intrínseca (lo que te mueve “desde dentro”, que tienes ganas de realizar) y extrínseca (que depende de un incentivo externo: hago mi trabajo para ganar un bonus) y sabes que la intrínseca es infinitivamente preferible, más sostenible, más real y auténtica, no sometida a la inflación de incentivos. En los años 80, Edward Deci y Richard Ryan escribieron el libre «Self-Determination and Intrinsic Motivation in Human Behavior«, donde destacaban tres grandes factores de motivación: la competencia, la autonomía, y la relación. Algunos expertos añaden a esto dos otras nociones: el propósito y la justicia. Si te interesa el tema puedes leer este interesante informe de McKinsey. Ahora, vamos al lío, con consejos muy concretos para tu próximo evento.

Competencia

Cualquier miembro de tu equipo se tiene que sentir experto, reconocido. El orgullo, la sensación de saber cosas y de poder aportar valor a los demás, es un motivador potente. Se trata de una auto-estima que no se reduce a un puro cargo o símbolo, sino que se basa en el conocimiento, a un mérito. ¿Cómo hacer vivir esto en tu evento?

– Monta sesiones de presentación de conocimientos por tus propios empleados. Saben mucho, estarán encantados de ser las estrellas del escenario (aunque no todos, mejor hacerlo opcional), aportarán conocimientos valiosos a sus compañeros

– Organiza una entrega de premios. Este clásico en las convenciones es una gran manera de crear orgullo, de mostrar que la empresa reconoce la calidad o el esfuerzo de sus equipos (solo ten cuidado con la claridad y justicia de las bases, que no provoque envidia).

– O simplemente, asegúrate que las presentaciones incluyan un reconocimiento a todos, den un protagonismo especial no solo a los productos y la estrategia, sino a lo que tal o cual equipo ha realizado.

Autonomía

Esto es un deseo fundamental del ser humano: queremos decidir, queremos sentir que no estamos simplemente siguiendo un guion dictado por otro. Aquí llega la libertad, el tiempo libre… pero cada vez más, el nuevo reto de los eventos: la personalización.

– Haz que los participantes sean parcialmente gestores / curadores del evento: pregúntales si tienen temas que comentar, si quieren moderar una sesión de crowdsourcing en la convención para solucionar un problema. Que sientan que ellos son parcialmente creadores de la experiencia, del contenido. Una buena solución aquí es definir que hay una hora de sesión Open Space. ¿Cómo funciona? Cada uno puede someter un tema, tomar un flipchart y proponer que unas 5-10 personas se acerquen y debatan el tema que han propuesto… convirtiéndose así en el líder de la solución del tema en cuestión.

– Lo evidente: incluye un tiempo libre significativo. Es la mejora más fácil que puedes hacer a tus eventos: reduciendo programa, reduces la complejidad de tu trabajo, agradas a tus invitados, les permites apagar fuegos, descansar, o comentar temas con otros participantes… ¡y es gratuito! Y no te preocupes, no es tiempo perdido, algunos hablarán de futbol, pero muchos hablarán de temas del equipo, de la empresa, en un formato más cercano, libre y, por tanto, más real.

– Piensa tu evento como un menú. Obviamente algunos momentos tienen que ser plenarios, pero incluye varias opciones de sesiones, de temas, de actividades de ocio… incluso puedes proponer varios tipos de montajes (sillas / sillones / taburetes) para que cada uno elija su tipo de espacio. ES un detalle, pero muy apreciado…

Relación

Somos criaturas sociales y lo que fundamentalmente da sentido a nuestra vida son los otros, los contactos sociales, el diálogo, los proyectos comunes. Y en la era del teletrabajo esta faceta social es más importante que nunca. De hecho, nos parece ser hoy la dimensión más importante de lejos en los eventos (mañana, ¿esta “herramienta de comunicación” se llamará “herramienta de relación”?).

– Maximiza (obviamente…) el tiempo de networking y las actividades que lo facilitan (desde sesiones por grupos hasta actividades deportivas… o simplemente tiempo puramente libre para que fluyan las conversaciones.

– Facilita activamente el networking. La gente no es tan buena como lo piensas para relacionarse y si no haces nada cada uno hablará con sus amigos de toda la vida. Te comentamos aquí cómo facilitar las relaciones y hacer que nadie se sienta solo en tus eventos. Ponlos en práctica: tienes que ser un anfitrión / facilitador en tu evento.

– No olvides el alcohol. Con moderación, por supuesto, pero como decía este artículo de El País, el alcohol es un lubricante social importante. Evita el alcohol antes de las sesiones de trabajo, por supuesto, pero la cena / fiesta por la noche tiene función social esencial. Eso sí, hazlo bien, como te explicamos aquí

Justicia

Más que una noción expresada dentro del concepto de SDT, esto es una necesidad humana básica (“no es justo” es probablemente la primera queja moral de cualquier bebé). Esta noción se aplica más en la vida diaria de la empresa (salarios, puestos, quién se lleva los marrones, etc.). En tus eventos, se aplicará a tipos de habitaciones (el infierno de decidir quién tiene vistas al mar…), quién se lleva el reconocimiento (el tema de “competencia” podría entrar en conflicto con este punto, cuidado…). La justicia también es un tema especialmente cuando se tiene que determinar quién tiene el privilegio del viaje de incentivo.

Propósito

Tocamos aquí un motivador que tampoco está en el modelo SDT, pero que sin duda es esencial, y ha sido muy analizado y demostrado como el maestro de la motivación Dan Pink explica aquí, la utilidad de lo que hacemos es un carburante potente.

– Incluye case studies, testimonios de clientes a los que la empresa (y sobre todo el trabajo del equipo) ha ayudado, una innovación realmente útil que ha aportado, o una causa de RSC en la cual la empresa ha aportado mucho. Un recurso fácil aquí es grabar un montaje de testimonios de clientes que explican una faceta de lo que les aporta la empresa.

– Permite que todos expliquen en sus palabras el valor de su trabajo, ejemplos de cosas que han aportado a la comunidad o a sus clientes.

– Asegura que los ponentes integren esta dimensión en sus presentaciones: director general a la cabeza, tienen que orientar su discurso no solo a la cotización bursátil o al nivel de ventas, sino al propósito de la empresa y su utilidad para la comunidad, la sociedad, los clientes y los empleados (sin tampoco acabar siendo bíblico… los empleados saben que esto es una empresa).

– Incluye una actividad solidaria o medioambiental en la misma convención. Haz que por la tarde todo el equipo vaya a pintar una escuela o reforestar un bosque dañado y no solo habrás hecho una buena acción, sino que habrás creado una experiencia motivadora, vivida en común por el grupo y, por tanto, que crea esta impresión de propósito colectivo.

Por cierto, un ejemplo de escoger un propósito yendo demasiado lejos podría ser el de Unilever que decretó que su mahonesa tenía como propósito “luchar contra el desperdicio alimentario” (la mahonesa permite comer comida un poco vieja / seca, dándole un nuevo sabor). Un inversor enfadado decretó “una empresa que piensa que tiene que definir un propósito para una marca de mahonesa ha claramente perdido los papeles” … Así que no vayas demasiado lejos.

¿Conclusión? Pues simplemente que estos puntos son fáciles de implementar, baratos o incluso gratuitos, y te ayudan a cumplir lo que es uno de tus objetivos principales en eventos: motivar, cargar pilas, hacer que la gente se sienta bien en su trabajo, su empresa… Sería una lástima no aprovecharlo.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias
Eventoplus