Skip to content

¿Cómo está el mercado del incentivo y cómo se anuncia 2022?

¿Cómo está el mercado del incentivo y cómo se anuncia 2022?

Compartir noticia

Escuchar

Eric Mottard
La empresa industrial IMEM organiza su propio congreso… y ayuda así a posicionar su región  Un ejemplo de estrategia completa de sostenibilidad en eventos: SAP Cómo la promoción económica de Cantabria se fija en los eventos  
¿Una consecuencia positiva de la pandemia? Sin duda, que valoraremos mucho más la conversación, el intercambio de ideas, estos momentos compartidos de los que todos salimos más inteligentes. Último ejemplo: una comida-debate que organizamos en el Hotel Intercontinental de Madrid en la cual con una decena de agencias de viajes y eventos, analizamos las perspectivas del evento con viaje. Disfrutamos también de las conclusiones: un mercado en clarísima fase de recuperación, aunque no al nivel del 2019 todavía. ¿Qué sectores, qué destinos están en la agenda hoy? Sigue leyendo… Por Eric Mottard

Estuvieron presentes Sergio Escudero (SomosFirm), Iñaki Collado (Imagine Events y presidente de I’M+), Arancha Joga (CWT Meetings & Events), Ricardo Ceratto (Marfa Travel), Teresa Fernández Golfín (World2Meet), Fernando LaLaguna (Premium Incentives), Rafael Guerrero (In Out), Iván Almendros (MT Global), Fran Lara (Presstour). Más que recoger las opiniones individuales, te traemos aquí una síntesis de las opiniones de estos grandes expertos del incentivo y, más generalmente, del evento.

El incentivo ya es real

Pues sí, este evento que se planifica tanto está volviendo no solo en peticiones sino en viajes efectivos. No son muchos los que se ven este último cuadrimestre, pero sí, algunos, generalmente en destinos cercanos, europeos o norte de África.

… aunque la recuperación sea todavía parcial para 2022

Para 2022, las peticiones son numerosas, aunque la recuperación sea todavía parcial. Un sondeo muy informal entre los participantes llegó a la previsión colectiva de un mercado del incentivo 2022 que pesará un poco más del 50% del 2019. Recuperación, por tanto, parcial, especialmente por la naturaleza del incentivo como un evento que se planifica con mucho tiempo. Pero la sensación es que la fuerza de la recuperación actual podría hacer volver al incentivo más clientes aún.

Destinos cercanos… o no tanto

Todos destacaron una voluntad: las ganas de viajar. Aunque a destinos no muy muy lejanos y con vuelos directos. Porque el tiempo es oro, las agendas echan humo y como veíamos antes de la pandemia ya, dedicar 9 días a un viaje es complicado. También se percibe que en caso de problema, no estar muy lejos de casa es preferible. Y, finalmente, mercados cercanos sugieren menos riesgo de cambio de normativa COVID, de cuarentena, o simplemente de riesgo.

Se comentó el despegue de algunos destinos, por ejemplo “destinos burbuja” como Maldivas o Islandia, percibidos como seguros, planteables en el contexto actual.

¿Y el famoso “destino nacional”, que se comentaba como el gran ganador del contexto actual? Algunas agencias tienen incentivos nacionales, premium y muy cuidados, en hoteles boutique o con experiencias muy exclusivas. Una alternativa interesante en un país maravilloso… pero varios participantes ven el destino nacional como algo circunstancial, cuando la psicología del asistente ve el destino internacional como más aspiracional por esencia. El ganador a partir de ahora será probablemente Europe, aunque ciertos incentivos se hagan en un destino nacional reinventado.

Otro punto del destino nacional que se comentó es el atractivo que tiene hoy lo auténtico, local, tradicional (algo que claramente empezó antes de la pandemia). Un destino de campo, poco explotado, una actividad artesanal (¡mejor aún, más auténtica si nunca utilizada para grupos!) atraen mucho en estos momentos de vuelta a lo tradicional y a lo natural, pero compaginar accesibilidad, autenticidad, novedad (para el grupo), y capacidad de espacios de reuniones y hoteles, es complicado.

¿Tamaño de grupos?

Herencia de la pandemia, sigue el “small is beautiful” (una agencia está preparando un incentivo a Ibiza en formato “back to back” con cada semana un grupo pequeño de personas, por ejemplo). Pero generalmente, si la vuelta a los eventos ha empezado hace meses con grupos de 10 o 20, ya estamos en grupos más grandes, de 100-200 personas o más.

Los sectores dinámicos

A nivel de convenciones y reuniones, no cabe duda: el segmento rey ha vuelto y los eventos del mundo farma son de nuevo una locomotora de nuestro sector. A nivel de incentivos, las empresas de seguros están volviendo claramente a este tipo de evento esencial en su actividad comercial, y automoción, otro sector que ha mantenido cierta actividad de eventos, está de vuelta también, planificando sus incentivos 2022, aunque con una amenaza considerable: la falta de componentes, que puede aplazar los lanzamientos. Gran consumo vuelve a motivar y alinear sus equipos de venta, con las imprescindibles convenciones pero también planificando incentivos. Construcción está de nuevo en forma también.

Los sectores que siguen más delicados son por una parte el tecnológico: grandes empresas a menudo americanas, absolutamente cautas (unas cuantas todavía no han vuelto a la oficina), con un adn que les lleva a utilizar muchos formatos online. Y los bancos están en una fase de reducción de plantillas que puede hacer delicada la organización de eventos, además de ser empresas todavía con bastante teletrabajo.

El miedo: el de las grandes empresas

La mesa también coincidió en que hay voluntad, pero también depende el tamaño de la empresa: las multinacionales están todavía a menudo reticentes. Ya no queda mucho miedo personal, pero sí parece que hay “miedo corporativo”, que sin duda desaparecerá con la acelerada vuelta a la “normalidad” que estamos viviendo. Pero esto apunta al interés de trabajar el mercado de las PYMES, más atrevidas y con más necesidad de volver a la actividad.

La vacunación ha quitado mucho nivel de riesgo pero en algunos eventos, siguen haciéndose tests como medida de prudencia. Varias exigen PRC de menos de 72 horas, o test de antígenos de menos de 48 h, o pauta de vacunación completa, o justificante médico de haberlo pasado.

De todas formas, la pregunta sanitaria siempre está aquí, y las agencias presentes trabajan con un protocolo que se han autoimpuesto.

¿La vuelta del “concentivo”?

Algunos actores, lógicamente, se han reorientado del incentivo puro a otros eventos tipo la convención… o el “concentivo” (convención-incentivo), que mezcla el evento puramente motivacional con algunas reuniones. Un tipo de evento que llegó hasta una década y que, hoy, en un contexto de vuelta post-pandemia y con alguna reticencia al incentivo puro, podría ser más relevante.

El valor del asesoramiento

Vivimos tiempos inciertos y esto está dando a los expertos un valor mayor que nunca. Varias agencias comentan que el cliente se deja asesorar más por su agencia, ante un panorama de incertidumbre y percepción de riesgos. Y esto es toda una oportunidad para la agencia y para el sector en general. Pasamos del organizador de incentivos a asesores: en motivación de grupos, en aplicación de la cultura de empresa, en gestión de riesgos en viajes, en creación de experiencias que transforman.

 

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias