Skip to content

Cómo organizar un incentivo en la era Covid

Cómo organizar un incentivo en la era Covid

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
3.000 personas cohesionadas gracias a la celebración del 40 aniversario de GMV en el Civitas Metropolitano Los eventos premiados en los Dircom: SEAT o la convención de Maersk 6 ideas de nuestro último podcast sobre eventos estratégicos y planes de gestión de talento
Contenido patrocinado por: NUBA El incentivo ha sido, históricamente, sinónimo de larga distancia. Enfocado a destinos exóticos, en su mayoría internacionales. Ahora es el momento de adaptarse a la nueva realidad y adaptar también su organización. España se presenta para ello como el destino de proximidad perfecto, volviendo al origen, porque se pueden hacer cosas maravillosas en España para sorprender a los clientes. Y así, jugando con la emoción, que todos tenemos aún, a flor de piel, los viajes se convierten hoy en experiencias mucho más emocionales y únicas, en la que los invitados aprenden algo del lugar que visitan y también aportan a ese entorno con más actividades de RSC.  Sin olvidar, los requisitos de seguridad sanitaria, que tienen más relevancia que nunca. Hablamos con Verónica Tabares, directora de incentivos en Grupo NUBA, y descubrimos todas las claves para organizar un incentivo en la era Covid que transforme a los asistentes y sea efectivo. Por Paula Rey

El viaje de incentivo es una herramienta potente, de estimulación de ventas y rentabilidad, de fidelización de empleados y distribuidores, de cultura de empresa, incluso cada vez más de responsabilidad de empresa. Un evento que, si bien planteado, es uno de los más efectivos.  

¿Cuáles son las claves de un incentivo en la era Covid?

  • España como destino. Es el momento de replantearse destinos y crear programas diferentes porque se pueden hacer viajes de incentivos cerca, tenemos un país increíble.  “Para adaptarnos a esta nueva realidad desde NUBA estamos trabajando ahora en viajes únicos dentro de España”, nos comenta Verónica, “creemos que esto además será muy positivo para recuperar la economía local y poner en valor nuestro país, que tiene mucho que mostrar, mucha variedad y cosas que no se conocen”.
  • Creatividad al poder. Concebir un incentivo en destinos cercanos supone un mayor reto, pero la agencia tiene la capacidad de sorprender con esos destinos cercanos, de hacer experimentar al asistente lugares que ya creían conocer de una manera que no imaginaban. Son viajes que nunca podrían realizar por su cuenta, aun siendo en España, porque se necesita ese trabajo a medida para crear una experiencia totalmente personalizada, adaptada al grupo, a los valores de la empresa, a los objetivos de comunicación, preparado de forma absolutamente impecable, por profesionales formados y con experiencia.
  • Garantizar la  seguridad sanitaria. “Nuestro principal objetivo en los nuevos programas es ofrecer experiencias seguras en las que además de compartir momentos juntos, conocer ciudades o realizar un aprendizaje, los asistentes van a sentirse tranquilos y van a poder disfrutar”, nos cuenta Verónica. ¿Cómo? Partiendo de la  calidad en su organización, siguiendo los protocolos establecidos en destino y con garantías a nivel administrativo. En NUBA, han implementado un seguro de cancelación Covid, todos los viajes pueden cancelarse en caso de contagio y se cubren todos los gastos, igualmente si el asistente enferma en el lugar de destino o necesita pasar allí una cuarentena. También, con todos sus proveedores (hoteles, transportes…) han añadido una cláusula de devolución de depósitos en caso de algún problema que impida disfrutar su servicio.
  • Con más RSC. Si ya antes era una tendencia en auge, con el contexto actual la RSC coge todavía más fuerza en los incentivos. Los viajes se convierten en experiencias mucho más emocionales y únicas para los asistentes, aprenden algo del lugar que visitan y también aportan a ese entorno, con más actividades de RSC. El hecho de compartir hoy en día tiene un valor especial. Se debe redefinir el contexto del viaje de incentivo, volviendo al origen, a los comienzos. “Un viaje más responsable y sostenible, aplicando valores en los incentivos que siempre han estado ahí pero que ahora se vuelven más necesarios”, concluye Verónica.  

¿Un ejemplo? “Para una marca de automoción, apostamos por un viaje de incentivo en una zona de montaña de Cataluña. ¿Por qué? Es un destino cercano y seguro, una zona que los invitados de partida pueden creer conocer pero que tiene mucho por descubrir. Las actividades se concibieron al aire libre para que pudiesen sentir la naturaleza y desconectar: e-bikes de montaña, trekking, ruta en camiones 4×4 vintage conducidos por pilotos de rallies del Dakar… Y otras experiencias como dormir una noche todos juntos en un glamping de lujo ubicado a 1.600m de altura”.

Conoce la oferta de eventos y viajes de incentivo a medida de NUBA.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias
Eventos corporativos, Experiencias, General · Barcelona, Madrid

El jueves 30 de mayo y el siguiente jueves 6 de junio, los nuevos modelos de la gama A3, especialmente la estrella de la familia, el el Audi A3 allstre ...