Skip to content

Cuatro claves del aprendizaje continuo en las empresas

Cuatro claves del aprendizaje continuo en las empresas

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
El congreso EHA 2024 estrena campaña de donación de sangre orientada al sector de congresos y reuniones Un evento de rugby que favorece la reinserción social de presos Un congreso en la Galería de Cristal de Madrid por el Open de Arbitraje 2024
¿Cómo hacer evolucionar el talento dentro de los equipos a la velocidad del mercado? Netmind, consultora de transformación digital, ha celebrado recientemente el evento Always Learning Day, donde se han debatido las claves del aprendizaje continuo en las organizaciones. Te traemos cuatro claves que se comentaron y que pueden inspirarte para que, dentro de tu empresa, agencia, catering etc., introduzcas modelos de aprendizaje continuo efectivos. Por Paula Rey

La velocidad a la que evolucionan las demandas de los clientes, el propio cambio social y el desarrollo tecnológico, empujan a las empresas a tener que convivir con procesos de adaptación permanentes que implican obligatoriamente introducir modelos de aprendizaje continuo para sus equipos. De esto hablaron mucho en el Always Learning Day, un evento que nació con el objetivo de ser un espacio “donde compartir experiencias y conocimientos con el fin de ayudar a las organizaciones en sus procesos de aprendizaje”, según nos explican desde Netmind (los organizadores). Para ello, contaron con ponencias de representantes de corporaciones como Telefónica, Santander, Cepsa, BBVA, Netmind, Wefox, Cellnex Telecom y BTS, entre otros. Aquí tienes cuatro claves que se comentaron.

Aprendizaje entre iguales

El peer-learning o aprendizaje entre equipos es una práctica de aprendizaje continuo que promueve la colaboración y el trabajo en equipo para adquirir conocimientos. El objetivo de este enfoque es aprender y compartir las experiencias entre iguales. Las organizaciones que comparten conocimiento siempre están en crecimiento porque el conocimiento no se monopoliza, sino que se vertebra por todas las patas, divisiones, departamentos…nutriéndose unos de otros.

¿Por qué no organizas sesiones de formación interna entre departamentos? Plantéalas de forma que resulten atractivas desde un primer momento consiguiendo que los equipos vayan motivados y con ganas. Y, olvida la creencia de que las nuevas incorporaciones más jóvenes no tienen nada que aportar. Precisamente, el reverse coaching o reverse mentoring nace como respuesta a la necesidad de acercar las últimas tendencias, métodos de creatividad y tecnología a los integrantes más senior de la empresa y para llevar a cabo esta labor, nada mejor que los jóvenes, nativos del mundo digital. Los juniors pueden aportar este tipo de conocimientos más actuales y los seniors a su vez aportarles otros conocimientos y una experiencia también con mucho valor. Una relación simbiótico donde todos salen beneficiados.

Experiencias a medida de cada persona

Si el foco de always learning son las personas, la experiencia de aprendizaje debería ser diferente para cada una de ellas. Las empresas que mejor asimilan el aprendizaje continuo son capaces de trazar rutas de formación a medida de las personas que componen la organización.

Con una experiencia de aprendizaje adaptada a las necesidades específicas del talento, según su rol profesional y su nivel de conocimiento, se consigue una transformación duradera, viva, única e intransferible, que se acomoda a los hábitos de sus equipos y los convierte en impulsores del cambio.

Ten en cuenta que una formación personalizada pasa por identificar y definir lo que necesita cada uno siempre teniendo en cuenta su opinión y sus necesidades. En este proceso de definición de cómo se llevará a cabo la formación es imprescindible implicar a cada persona. Primero, porque nadie mejor que cada uno sabe sus fortalezas y debilidades; y segundo, porque así te asegurarás de que la formación en cuestión es de su interés y que sacará provecho.

Aprendizaje al servicio de las organizaciones

Nada de esto tendría sentido si se construye al margen de la estrategia de la organización. Los itinerarios de aprendizaje continuo deben estar alineados con los objetivos de transformación de la compañía, pilar clave del crecimiento estratégico del negocio.

Toma tu plan estratégico como compañía y léelo en clave de talento: qué tienes hoy, qué te falta, qué requiere talento externo, cómo puedes mejorar tu talento interno… Dependiendo de tu estrategia base como compañía necesitarás potenciar unas cuestiones formativas u otras. Sobre esto, basta decir que, la estrategia debes tenerla más que clara y bien puesta sobre la mesa sino nada del resto que hagas tendrá sentido.

Ten en cuenta que, en ocasiones, aunque un ámbito formativo no creas que se relaciona explícitamente con tu estrategia o tus objetivos, puede resultar transformador. Abre los ojos y observa de qué otros ámbitos puedes nutrirte. Lo mismo intentamos hacer en eventoplus, donde con nuestro eXperiential summit mezclamos disciplinas, talentos conocimientos, inspiraciones, entre varias ramas del mundo experiencial. Alguien de deporte puede enseñar mucho a alguien de festivales sobre gestión de contenidos; alguien de esports puede enseñar mucho a cualquiera sobre cómo interactuaremos online en el metaverso; alguien de retail puede enseñar mucho a un organizador de ferias sobre cómo concebir y gestionar el espacio, al circuito y la experiencia sensorial etc.

Medición y revisión constantes

El impacto en el negocio de los programas de aprendizaje organizacional debe ser establecido, medido, revisado y replanteado constantemente. Además de identificar posibles desviaciones respecto a los objetivos. En un entorno cambiante es habitual que la estrategia de las organizaciones cambie y se adapte. Esto implicará también modificar las necesidades de conocimiento y talento que la empresa requiere para alcanzar sus nuevos objetivos.

Evita ideas de mejora general e intenta tender a la máxima concreción posible. Es decir, establece los conocimientos concretos con plazos de trabajo en calendario e indicadores de cómo está siendo el nivel de aprendizaje y, sobre todo, si se está aplicando en el día a día. ¿El equipo ha recibido una formación sobre edición de vídeo y se sigue haciendo como anteriormente? No puede ser…

Al fin y al cabo, la formación también supone una inversión. No tires el dinero limitándote a implementar distintas formaciones y dar el tema por zanjado. ¡Haz un seguimiento si quieres always learning!

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias