Skip to content

El precio de las entradas a los festivales subió un 8% en 2023 

Compartir noticia

Escuchar

Andrea Bouzas
Desperados Dance Club: la aplicación para eventos con la que fomentar la inclusión e igualdad en el baile   “Luz Cuenca”: la nueva experiencia inmersiva para conocer la historia de la ciudad manchega  15 venues y 10 actividades que tener en cuenta para tu próximo evento en Santander 
Es evidente: Europa es el continente por excelencia de los grandes festivales de música. Es más, no nos sorprende que del top 10 de los mercados de música en vivo que más ingresos genera a nivel mundial, 5 países sean europeos: Reino Unido, Alemania, Francia, Países Bajos y España, según Statista. Teniendo en cuenta la creciente locura por estas experiencias entre los públicos más jóvenes y los cambios económicos y sociales de este último año - marcado por el constante aumento de los precios o por la creciente preocupación medioambiental - la solución de venta de entradas Weezevent ha elaborado un barómetro sobre las tendencias y consumo en festivales en 2023. Este informe presenta un análisis comparativo de los datos recogidos a través de las herramientas desarrolladas por la empresa en 2022 y 2023 de eventos celebrados en 9 países europeos.

Los precios aumentan y las experiencias VIP siguen interesando 

De acuerdo al barómetro de Weezevent, el aumento generalizado de los precios en 2023 también se ha visto reflejado en el coste de los productos vinculados al festival. Fíjate en el precio medio de la entrada de día en Europa, que ha subido un 8% en 2023, pasando de 46,60€ en 2022 a 50,50€. En las bebidas este aumento de precio también se aprecia: el coste medio de una cerveza normal en Europa es de 6,60€, lo que indica un aumento del 6% respecto a 2022; mientras que el de los refrescos de 33cl es de 3,30€, un aumento del 3% con respecto al año pasado. 

A pesar de ello, aún son muchos los asistentes que prefieren pagar un coste extra en sus entradas para disfrutar de una experiencia de primera clase. El 37% de los festivales ofrece entradas premium, también con acceso VIP, y en ocasiones con otras ventajas exclusivas. “Esta estrategia ilustra cómo los organizadores han dado con un segmento de mercado dispuesto a pagar más, por experiencias exclusivas. Las entradas VIP no solo proporcionan una fuente adicional de ingresos para los organizadores, sino que también satisfacen la demanda de servicios personalizados y mayor comodidad”, explican desde Weezevent. 

La experiencia gastronómica cobra peso en el festival 

Según el barómetro, la cesta media por festivalero (es decir, el precio total que gastan a lo largo de toda la experiencia del festival por día, lo que incluye la entrada, barra, comida y otras actividades y productos, como el merchandising o los vasos reutilizables) en Europa es de 84,10€, un aumento global del 15% en comparación con 2022. El precio de la entrada ocupa el mayor de los gastos, 50,50€, un 8% más con respecto a 2022; a lo que le continúan los gastos en barras (18,40€, un 22% más), comida: (10,10€, un 28% más) y otras actividades y merchandising (€5.10, 50% más). 

Desde Weezevent apuntan a que este aumento significativo del gasto de los festivaleros, principalmente tanto en la bebida como en la comida, demuestra “una oportunidad de innovación» en su oferta, “incluyendo más productos premium. Además, el aumento del merchandising y las actividades complementarias sugiere un potencial de expansión en estas áreas para aumentar los ingresos y enriquecer al mismo tiempo la experiencia general de los festivaleros”, añaden. 

La recarga online, la más utilizada 

¿A quién le gusta esperar en una cola? A nadie, y menos aún a los festivaleros. Para evitar las largas esperas que se suelen generar en los festivales para recargar sus cuentas cashless en los puntos habilitados, los festivaleros eligen cada vez más las recargas online. En 2023, el 70% de las recargas se hicieron de este modo. Este incremento de 10 puntos respecto a 2022 indica una rápida y creciente adopción de este método de recarga. 

De estas recargas online, el 40% se realizaron a través de la página web de los festivales, mientras que el 25% provinieron de su aplicación móvil. El 35% se realizaron a través del fast top-up (recarga rápida): a través de un QR impreso en la pulsera del asistente. Alrededor del 72% de los asistentes recargaron su cuenta dos veces o menos durante el evento, y casi la mitad (46%) lo hicieron solo una vez. 

El medio ambiente, una preocupación también latente en el festival 

La sostenibilidad es una de esas preocupaciones que, en muchos casos, acaban en green-washing en los eventos. No obstante, cada vez son más los festivales que se suman a ella y las marcas que buscan aportar su granito de arena con activaciones que la promuevan. El respeto por el medio ambiente parece seguir siendo el área sostenible que más interesa y en la que más se vuelcan los festivales.  

De acuerdo a Weezevent, para reducir el impacto de los viajes de los asistentes -principal factor de emisiones de un evento-, el 47% de los festivales encuestados instalaron lanzaderas, y el 27% se asociaron con un servicio de transporte público. Además, el 34 % de los eventos es proactivo al asociarse con iniciativas neutrales en carbono, como son el uso botellas de agua reutilizables, la recogida y reciclaje de residuos, la instalación de baños secos o contar con puestos de comida que ofrecen productos locales y vegetales.  

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias