Skip to content

¿Por qué no aplicas técnicas de la enseñanza en tus eventos?

¿Por qué no aplicas técnicas de la enseñanza en tus eventos?

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
Un evento de rugby que favorece la reinserción social de presos Un congreso en la Galería de Cristal de Madrid por el Open de Arbitraje 2024 Hípica, spa y salas para eventos en el nuevo hotel Villa Nazules en Toledo
Necesitas aumentar la atención, la motivación, el interés de tu público… Sobre todo, en eventos con amplio programa formativo, como por ejemplo los congresos. Sin embargo, a menudo desatendemos las nuevas técnicas que se aplican en la enseñanza y que pueden aportar inspiración a la hora de diseñar eventos y experiencias que de verdad se queden grabadas en el cerebro humano. Hablamos con Jesús Ángel Pindado, un profesor de los modernos, que nos deja muchas ideas que aplicar para aumentar el engagement, el networking, la atención y, sobre todo, el recuerdo y verdadero conocimiento. Ya va siendo hora de entender cómo funciona el cerebro a la hora de hacer nuestro trabajo: crear experiencias que dejen huella. Por Paula Rey 

Jesús Ángel lleva más de una década en la docencia. También tiene formación en eventos y protocolo y, a lo largo de su carrera, ha estado implicado en la organización de diversos eventos, sobre todo culturales, llegando a compaginar estos dos ámbitos: docencia y eventos. De ahí viene su visión y, sobre todo, su idea de interconexión entre ambos mundos: lo que él aplica y observa día a día en las aulas se puede extrapolar a nuestro sector.

 

El punto de partida: conocer los intereses

No hablamos de neurociencia, sino de neuroeducación. En este sentido, Jesús nos comenta que a lo largo de su formación académica ha tomado en cuenta diferentes estudios y profesionales. Como base, Jean Piaget, un psicólogo suizo que orienta las diferentes etapas en el desarrollo cognitivo y que le ha ayudado a conocer cómo funciona el cerebro según cada etapa evolutiva. “Los estudios, la ciencia, ayudan y es importante tenerlos en cuenta, pero después hay que comprobar si esos estudios funcionan, llevarlos a la práctica; es en el aula donde de verdad se conoce al alumno: cómo es, cómo se siente, cuáles son sus intereses”. En eventos, del mismo modo, es importante conocer los intereses de las personas porque la sociedad está en constante cambio y “es solo partiendo de sus intereses cómo se despierta la curiosidad, se secuestra la atención y puede empezar la aventura del conocimiento”.

La observación y escucha constante, no mediante encuestas

Olvidar el tópico de “siempre se ha hecho así”. No hay que dar nada por descontado porque lo que sirvió anteriormente no tiene por qué funcionar esta vez. En eventos, dice, no es posible una “talla única”: “pensamos que un tipo de evento tiene un estándar del que no se puede salir, de esto habla mi compañero Chema Lázaro, Premio Nacional de Educación en 2013 y una referencia en este sentido”.

Y escuchar, para Jesús no significa realizar una encuesta de satisfacción que poca información revierte, sino pensar en otros métodos: “de inspiración me ha servido un compañero de un parque acuático que suele pasear por la salida del parque y se fija en las conversaciones de sus clientes mientras observa sus caras, ´pues vaya mierda las colas´ o ´qué bien me lo he pasado en esta actividad´, se queda con estos datos que ha escuchado directamente; en eventos se tendría que pensar más en esto, en acercarse al asistente y no dejar pasar sus opiniones”.

Que todos los asistentes se sientan parte del evento

Lo importante para Jesús es hacer protagonista al asistente, que forme parte activa del evento, no pasivamente y que se implique. Si es un mero espectador no integrará lo que se quiere comunicar y no se interesará, por eso en eventos muchos asistentes prefieren estar con su móvil. “Cuando se organiza un evento se tiene la idea de que la marca o la empresa es la protagonista y eso es un error, los protagonistas tienen que ser los asistentes”.

Nutrirse de la interdisciplinaridad y de otros profesionales

“En docencia hablamos de ´entrar en clase los unos y los otros´, es decir implicar a otros actores y que miren con distancia lo que hacemos, que puedan detectar errores y que nos digan qué podemos mejorar como ojos externos al aula”. En eventos, esta labor no se lleva tanto a cabo, por la rigidez del sector “pero se debería compartir más conocimiento entre todos los actores e, incluso, realizar un trabajo interdisciplinar con otras áreas de conocimiento que en principio parece que tienen poco que ver”.

«Las empresas de eventos cada vez deben integrar más perfiles o tener en cuenta más partners que tienen muchos aprendizajes que dar”. Siempre buscando la inspiración en otros profesionales, en otros perfiles y en mentes inquietas.

Hacer vivir una experiencia

Es solo viviendo el contenido, experimentándolo, como el alumno llega a integrarlo, y lo mismo sucede con el asistente”. La famosa experiencia de marca: las marcas comunican a través de la publicidad sus promesas pero la única forma que tienen para conseguir que se entiendan y se sientan es mediante la experiencia, haciendo vivir lo que venden. ¿Un ejemplo? Este de CUPRA o este de Arehucas Sessions. Pero hay mil ejemplos de marcas que caminan en este sentido, porque “la experiencia es el punto fuerte al que debemos ir todos los profesionales, es lo único con lo que conseguimos dejar huella”. (Es lo que veremos en el evento eXperiential Summit en febrero que organizamos en Grupo eventoplus).

Gamificación y nuevas tecnologías

Especialmente confía en la gamificación como una herramienta que, dice, logra siempre atraer la atención de los niños, porque “lo que más desea un niño es jugar”. Pero jugar no es solo cosa de niños: las bondades de la gamificación están más que comprobadas, aquí te contamos por qué incluir juegos en tus eventos y cómo hacerlo. La gamificación también es para Jesús un arma para conseguir implicar y llegar a todos, sin dejar a ningún asistente descolgado.

Como profesor busca nutrirse de la gamificación y de técnicas novedosas, en algunos casos apoyadas por la tecnología. “Hay que saber cuándo usar las famosas tic; algunas herramientas tecnológicas me han permitido crear una experiencia más significativa: formatos televisivos como ´España Directo` para que aprendiesen las comunidades autónomas, el niño del tiempo, un informativo escolar o incluso trabajar el doblaje han tenido éxito para despertar la atención, retener la información, contextualizar los temas en su entorno, y que entiendan que tienen qué ver con ellos esos contenidos”.

La espera y el efecto contagio

Para Jesús, el formato teaser funciona para hacer crecer el engagement. Ir involucrando, ir creando expectación, ir poniendo semillas… “Mis alumnos esperan el día siguiente con ilusión y eso es lo que se tiene que conseguir en eventos, que el público se encuentre en una posición de espera y de entusiasmo que supone al mismo tiempo una posición de atención y apertura a aprender; y luego llega la sorpresa, el ´jamás me habría imaginado esto´”. Lo que sería el efecto wow en eventos, que para Jesús todavía se puede cuidar más y, sobre todo, contagiar más: el engagement tiene que partir del profesional de eventos, su ilusión se puede contagiar a todos los asistentes, “al igual que yo transmito mi pasión por las materias a mis alumnos”.

 

Exploraremos y concretaremos cómo crear buenas experiencias y muchos más tips en el eXperiential Summit  (eXs), la gran conferencia-expo dedicada a la experiencia  que celebraremos en febrero. ¿Quieres que te informemos, o incluso aportar tus ideas, sugerencias, a este evento? exs@eventoplus.com.

FOTOGRAFÍAS POR: Alejandro Pozuelo.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias