Skip to content

Render, el aliado imprescindible para los eventos (Parte I)

Render, el aliado imprescindible para los eventos (Parte I)

Compartir noticia

Escuchar

Luana Valls
South Summit 2023 reafirma su compromiso con la sostenibilidad Tarsa ficha a Arantxa Vicedo como nueva responsable de eventos Auge del marketing experiencial y los eventos en 2022 según AEVEA
La vida del organizador de eventos es dura -tú lo sabrás mejor que nadie-, tiene una gran responsabilidad. Uno de sus grandes retos es crear ideas maravillosas, creativas, a veces locas… para luego materializarlas, bajarlas a la tierra, hacerlas visibles y tangibles… y asegurar que sean factibles. Es importante, sobre todo de cara al cliente que quiere estar seguro que su concepto se ha entendido y que se ejecutará correctamente. Nuestro mejor aliado aquí es el render, esta herramienta que permite hacer visibles, e incluso a veces inmersivas, las ideas. El sector de los eventos está en constante evolución y en materia de renders y realidad virtual estamos llegando a niveles realmente sorprendentes. Sigue leyendo y te cuento los detalles.   Luana Valls

El proceso creativo de cualquier evento empieza con un briefing, una idea (con sus particularidades y objetivos) que tiene que materializarse en un formato concreto de evento, ya sea un congreso, simposio, presentación de producto… La mejor manera de plantear una idea creativa al cliente es a través de una presentación donde se describan todos los detalles: cómo se hará, qué estrategia se seguirá y unas imágenes que respalden lo anterior; esas imágenes son los renders. Para entender exactamente qué son y para qué sirven, hablamos con José María de Diego, desarrollo de negocio en Hi-End (empresa de producción de eventos con amplios conocimientos sobre diseño audiovisual, eventos virtuales, escenografía y realidad virtual, entre otras cosas): “Un render es una herramienta que nos sirve para hacer una aproximación conceptual del mensaje o concepto creativo que tenga el cliente, llevado a un lenguaje escenográfico y que a nosotros nos permite generar una solución, sujeta a variables como el tiempo y el dinero”.

Como bien comenta José María, los renders tiene una doble funcionalidad una externa, que sirve para plantear diferentes opciones de diseño, qué recursos se van a utilizar y cómo será el resultado final; y otra interna, para la empresa que le sirve para asegurarse que todo lo planteado en los renders es viable técnicamente, es decir que se podrá hacer sin problemas. “No sirve de nada plantear un render visualmente muy elaborado si después no tiene una solvencia técnica absoluta”, afirma José María. En este sentido Marina Calabuig, cofundadora de Dushow (empresa experta en soluciones audiovisuales), añade que el render también es “una forma de comunicar y estar con el cliente”. Es una herramienta que te facilita información para poder interpretar técnicamente las propuestas, así como tomar mejores decisiones además de compartir una comunicación colaborativa durante el proceso. Como ves, los renders son un poderoso aliado para convencer, pero también para generar “confianza y tranquilidad al cliente”.   

Rendering para eventos

Antes bastaba con un bolígrafo, una libreta y algo de imaginación para que los clientes visualizaran en sus cabezas el resultado final que les planteaban los creativos, pero ya no es suficiente. El mundo del cine y los videojuegos nos han mostrado un sinfín de posibilidades y con la aparición de la realidad virtual, la gente quiere más. Los renders se utilizan sobre todo en ámbitos como la ingeniería, la arquitectura o el interiorismo y, aunque hace ya muchos años que también se aplican en nuestro sector, no hace tanto que se han asumido como algo necesario. Ferdy Esparza, jefe del departamento de 3D en Dushow, nos explica que antes solo se usaban para los grandes proyectos de empresas importantes, el resto de eventos más “estándar o cuotidianos” no los tenían, “ahora todos lo piden”. Vivimos en una época y una sociedad cada vez más visual (no hay más que ver cómo proliferan redes sociales como Instagram o Twitch); “antes hacías diez proyectos de rendering para eventos en un año y ahora haces 200 y estás haciendo poco”, comenta Ferdy. Además, tiene todo el sentido del mundo. Cuando buscas alguna cosa en Amazon (aunque sabes que podrás devolverla si no te gusta o no cumple tus expectativas) quieres verla antes de comprarla, eso no da seguridad. “Imagínate alguien que va hacer un evento y que no lo va a poder devolver si no sale como quiere”, dice Ferdy. Además, teniendo en cuenta la doble funcionalidad, “el render se ha convertido en una herramienta interna que apoya y suma a la hora de gestionar, solventar y decidir”.

 

Llegados a este punto, creo que es un buen momento para hacer un recordatorio sobre algunos de los beneficios de cuidar tus renders:

  • Elegir bien la localización
  • Comprobar que la puesta en escena planteada es realmente viable
  • Establecer el diseño de la iluminación
  • Plantear la ubicación de los asistentes/ ponentes
  • Ajustar la propuesta a las normas de seguridad
  • Plantear opciones de distribución de material y mobiliario
  • Plasmar la esencia de marca del evento (con logos, colores corporativos, etc.)

Hiperrealismo ¿una novedad?

La industria de los videojuegos avanza cada día en materia de edición gráfica y eso se traduce en grandes mejoras en ejecución de renders. La compañía Epic Games sigue mejorando la calidad de sus productos continuamente y no deja de investigar con su motor de juego Unreal Engine (está previsto que para finales de este año presenten Unreal Engine 5), con el que se consiguen resultados hiperrealistas. Debo confesar que me quedé sorprendida cuando Ferdy me dijo que el hiperrealismo no es algo nuevo en el mundo de los renders, de hecho, ya hace 30 años que se pueden encontrar proyectos hiperrealistas. Entonces ¿por qué se habla tanto del Unreal Engine últimamente? “Está en boca de todos porque con la pandemia de por medio, lo que tendría que haber sucedido poco a poco, ha pasado de golpe”, explica Ferdy. El hiperrealismo existía, pero desde el proceso de una imagen fija. Para hacer un vídeo se necesitaban muchas horas de trabajo y la gran novedad que presenta Unreal Engine es que se basa en la tecnología nanite, que es un sistema de geometría micro poligonal virtual que permite crear cualquier elemento o escenario, con miles de detalles geométricos. Lo que hace que sea casi imposible distinguir si es real o no. Y lo más destacable es que este sistema permite cargar literalmente cientos de millones de polígonos en una escena sin perder calidad y en tiempo real.

“Hacer un render hace diez años era una tortura porque tenías que dejar trabajando las máquinas toda una noche y ahora mismo con Unreal, los vídeos son en tiempo real”, nos cuenta José María, “es una herramienta maravillosa”. Ellos lo utilizan diariamente para sus proyectos, junto con otros softwares. “Bocetas en Sketchup, levantas y construyes en 3D Studio y luego terminas en Unreal”, ese es el proceso de trabajo que siguen en Hi-End. Pero no es oro todo lo que reluce y aunque Epic Games ha conseguido que todos los matices que hacen que un render parezca real (como la iluminación indirecta, materiales, sombras, etc.) tienen un hándicap y es que para poder utilizar Unreal se necesita un ordenador con unas prestaciones determinadas, es decir que no se puede instalar en cualquier ordenador. Por otro lado, hay que tener en cuenta que no todos los eventos o proyectos necesitan esa apariencia hiperrealista, “depende de las exigencias del cliente”, afirma Ferdy.

Como ves este tema da para mucho y todavía no hemos hablado ni de eventos online, ni de realidad virtual… pero tranquilo, no vamos a dejarte con las ganas. Sigue pendiente y pronto te traemos la segunda parte del artículo.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias
Eventos corporativos, Experiencias, General · Barcelona, Madrid

El jueves 30 de mayo y el siguiente jueves 6 de junio, los nuevos modelos de la gama A3, especialmente la estrella de la familia, el el Audi A3 allstre ...