Skip to content

Resiste a tu tendencia de poner más cosas en tu evento

Resiste a tu tendencia de poner más cosas en tu evento

Compartir noticia

Escuchar

Eric Mottard
No olvidemos algunas creaciones de Global Events  Carmen Castillo Parejo, directora de marketing y comunicación de CECA MAGÁN Abogados El futuro del sector eventos: unas conclusiones de nuestro podcast
En un ciclo de episodios sobre innovación de su podcast, el experto en neurología Shankar Vedantam explica que cuando pensamos en innovar y mejorar, tendemos a añadir cosas. Algo que lleva a que muchos eventos tengan un programa que se parece a un libro, y donde encontrar las actividades que harás supone una carga mental importante. Como nos recuerda Shankar, quizás una innovación especialmente interesante en un momento de estrés y saturación, es el hecho de quitar, de simplificar. Puede ser una idea que puedes llevar a cabo en tu trabajo y en tus eventos.

Como profesional de eventos, si quieres impactar a las personas (supongo que es el caso…), tienes que saber cómo piensan. Una fuente de inspiración al respecto es el podcast Hidden Brain que nos abre la mente sobre formas de pensar y sesgos mentales. En este episodio, analiza una clave de la mente humana: la tendencia que tenemos de añadir, y de pensar que para mejorar algo, hay que completarlo, en lugar de pensar en quitar, simplificar. Esto se relaciona con otro sesgo (que no cita en este episodio): el sesgo de acción, que nos hace pensar que, ante una situación, creemos que hacer algo siempre es mejor que no hacer nada… cuando a veces, la inacción podría ser el mejor curso de acción.

Esto viene de una característica evolutiva, que hace que nuestro cerebro valore la acumulación, y como analizaron varios estudios neurológicos, premia el hecho de añadir más cosas. Es una característica lógica en términos evolutivos, pero que hoy cuando tenemos 1.000 cosas en nuestra to do list, es menos relevante. La acumulación supone una carga a la hora de analizar, priorizar, organizar. El movimiento actual de minimalismo y orden (Marie Kondo, guru de una época saturada…) muestra hasta qué punto la abundancia supone un reto. “Nos centramos en crear espacio para más cosas (tiempo, paz, creatividad, experiencias, libertad…)”, comentan Los minimalistas, tres autores que se centran en esta idea.

Y esta idea no se aplica solo a ordenar tu habitación. Shankar da el ejemplo de los brainstormings y preparación de planes en la empresa: la enorme mayoría de las ideas que salen en pruebas que han analizado, son ideas de adición. Es muy raro que alguien traiga como idea el hecho de quitar, de simplificar, de concentrar la atención en menos cosas. Se aplica así una especie de entropía, de generación de cierto caos. Es extraño que no hayamos aprendido del diseño minimalista de apple, o de Google destrozando a Yahoo con una página sencillísima frente al supermercado que suponía el rey Yahoo.

Ahora que sabemos que tenemos este sesgo, simplemente intentemos tenerlo en cuenta

  • En tu trabajo. Si tienes 50 puntos en tu to do list, no pensarás bien. Delegar, quitar actividades, quitar productos, decir que no a un cliente poco rentable… podrían ser mejores decisiones que cualquier idea genial de nuevo producto. Saber qué no hacer podría ser la clave de la productividad. La Harvard Business Review te da consejos al respecto.
  • En tus eventos. Plantea un programa formativo más ligero. Propón más tiempo libre (sabes que la gente viene para verse, pónselo fácil…). Destaca menos argumentos de venta (tu “10 motivos por venir a tal conferencia” no es lo más convincente, el cerebro se pierde y no se convence más con 10 puntos que con 1 o 3). Y, sobre todo, no olvides que una ‘killer app’, producto o momento estrella, convencerá más que un catálogo de opciones.

Cuidado: estamos en un mundo de yin y yang, de tendencias opuestas a compaginar. También triunfa hoy la festivalización, con eventos que te proponen decenas de actividades, así que tendrás que pensar y balancear estos dos enfoques. Pero que sepas que tu cerebro premia la adición, cuando el cerebro del asistente valoraría una simplificación. Escúchale a él/ella también.

Ahora… este artículo es sobre “menos es más”, así que lo dejo aquí… 🙂

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias
Eventoplus