Skip to content

Se busca visión, enfoque y argumentación (en juego: la supervivencia)

Se busca visión, enfoque y argumentación (en juego: la supervivencia)

Compartir noticia

Escuchar

Eric Mottard
Resiste a tu tendencia de poner más cosas en tu evento Cómo hablar para convencer en tus eventos  Las 5 fuerzas de Porter y las agencias de eventos
Es una de las primeras veces, pero me temo que no la última. Un ejecutivo me comentó que, en la reunión de su comité de dirección, la idea de hacer volar a 200 personas a otra ciudad para la fiesta de Navidad generó el argumento “en momento de drama climático, es irresponsable volar a tanta gente para una cena”. No se escucha mucho pero podemos apostar que crecerá este tipo de argumento. ¿Qué tiene que decir nuestra industria ante este creciente reto? Pues todavía poco, y lo tenemos que solucionar, porque el futuro del planeta y de nuestros puestos de trabajo dependen de esto. Es urgente entender bien nuestro impacto, tener una visión clara, y saber argumentar los valores de los eventos. Aunque haya muchos actores concienciados e implicados en hacer que seamos más responsables, globalmente no hemos hecho los deberes.  Por Eric Mottard

Este no es un cuestionamiento frecuente todavía pero cualquiera que escuche a la sociedad y la opinión pública entenderá que el impacto medioambiental de los eventos puede ser pronto visto como una irresponsabilidad, un freno a la hora de organizar o asistir a eventos. Y por tanto es una amenaza existencial. El verano infernal que hemos visto podría servir de punto de inflexión en la concienciación medioambiental, y nuestra responsabilidad es tener una estrategia ante este descomunal reto. Ante esto, unas reflexiones.

Tenemos un impacto considerable, y lo tenemos que entender. Ya lo sabes: utilizamos mucho transporte, buffets, escenografías impactantes, decorados que se tiran, regalos… con mucho desperdicio, todo esto conforma un impacto considerable. Medirlo y tener un plan de reducción es importante, y se hace poco. Lo que vemos es mucho más la búsqueda de mejoras a menudo fáciles y simbólicas (¿quitas las botellas de plástico? Big deal!…). Vemos también que a menudo no se cuenta el transporte de los invitados para llegar al evento… pero si somos serios, forma parte de nuestro impacto. Nuestro impacto es todo lo que pasa por consecuencia del hecho de que organizamos el evento y la gente asiste. 

Necesitamos una visión de futuro. Hablas con alguien de automoción o de transporte aéreo, y te explica lo que piensan hacer para el 2035, y la hoja de ruta hasta llegar allí. Nuestra industria, donde el horizonte de planificación es a menudo de semanas o pocos meses, no tiene una visión definida, sino que muchas cosas se gestionan evento por evento: aquí vamos a evitar los buses y hacer una cena cerca del hotel, aquí quitamos los regalos. Pero no he visto todavía un profesional del sector comentar lo que puede ser un evento dentro de 10 años. Y si no tenemos visión, hoja de ruta y seguimiento del progreso, es complicado que la gente vea el sector de eventos como responsable y comprometido. Cuidado: esta visión será muy complicada porque dependemos de lo que hacen otras industrias (aviones, generación de electricidad…), pero tendremos que integrarlas en esta descripción completa, esta visión. 

Necesitamos enfocar. Como publicábamos este verano, la sostenibilidad incluye un sinfín de componentes, y apuntar a mejorar muchas cosas facilita el greenwashing (quito los botellines y me presento como sostenible, aunque haya emitido más CO2 que un pueblo…) pero sobre todo hace que no nos centremos en lo esencial. Y lo esencial, lo que puede matar el planeta y que puede hacer que tu sobrina ya no quiera ir a eventos, no son los botellines de plástico, sino el CO2, que tiene que estar en el centro de nuestro esfuerzo. Sin abandonar las otras mejoras, claro (no, no deseo ver más botellines de plástico en eventos…), pero con una conciencia de la importancia de reducir las emisiones. Idealmente emitiendo menos CO2, alternativamente compensando las emisiones. 

Necesitamos argumentar que somos la solución. No solo hay que asegurar y demostrar que los eventos no son tan contaminantes como se piensa, tenemos que saber explicar por qué son necesarios. Los eventos son una herramienta de sensibilización, de búsqueda de soluciones, de estimulación de la innovación, de formación… tantas cosas imprescindibles si queremos una economía sostenible mañana. Greta es hija de los eventos, el sitio principal de búsqueda de soluciones (la COP) es un evento, y de forma más general, como analizamos en nuestro informe sobre el impacto de los eventos, hablamos de una herramienta de múltiples y potentes impactos muy positivos como la búsqueda creativa y colectiva de soluciones, algo que necesitaremos si queremos solucionar este enorme reto. Somos “de comunicación”, tenemos que trabajar el storytelling de nuestro impacto positivo y nuestro carácter necesario para la sociedad…

Todo esto será complicado, pero nada será imposible, y sobre todo es no negociable, es absolutamente imprescindible. Para tu puesto de trabajo, y para el planeta. Qué bien, un reto, casi no aburríamos 🙂

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias