Skip to content

¿Te duele la subida de precios de tu catering? Pues mira de dónde viene

¿Te duele la subida de precios de tu catering? Pues mira de dónde viene

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
14.000 cordones colgando del techo de la pop up de Dr. Martens Clinique monta una pop up en Gran Vía y se pasan 10.000 personas Dinner Show, la nueva experiencia gastromusical de MICE Catering en Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío
La inflación se modera, pero el precio de los alimentos se desboca. Según los últimos datos del IPC la cesta de la compra llegó al 15,4%, la mayor subida desde que comenzó la serie histórica en 1994. Nos preguntamos cómo afecta esto al catering (si ya tenían bastante con la reforma laboral…), exactamente en qué porcentajes se establecen subidas y cómo se lo están repercutiendo al cliente. Pensando en soluciones… ¿podría ser bueno indexar contratos al IPC u optar por energías renovables?   Por Paula Rey

Subida en comida y bebida

Según AGA Catering, aumentan más los precios de la comida que de la bebida: “los incrementos van desde un 5% hasta por encima del 30% en ciertos productos”. Lo mismo piensa Javier García Mateache, director del Grupo De Torres (al cual pertenecen La Quinta de Jarama, La Quinta de Illescas y La Quinta catering) que fija aproximadamente la subida de la comida en un 25% y la bebida en un 10%. Desde la Asociación de Catering (AEC) son un poco más cautos y establecen de media un 10% de subida en la comida (especialmente productos cárnicos) y un 5% en la bebida.

Subida en energía

La subida de suministros energéticos está impactando claramente en los costes de producción. “Los costes del suministro energéticos han sufrido un aumento enorme en nuestros costes desde la entrada en vigor de la tasa para compensar el tope del precio del gas, que supone un incremento en factura de algo más del 60%”, según la AEC. Para AGA Catering todos los suministros energéticos se les han incrementado “pero es especialmente acusado el impacto de la electricidad porque se nos han duplicado el precio de las facturas (o triplicado, según Silvia Lodares CEO de The Cook), así como el gasoil de los vehículos; nuestro modelo de negocio lleva implícito un número importante de kilómetros con lo que es también un coste muy importante”.

Aquellos que además de catering tienen venues, como Grupo de Torres, nos hablan de un aumento general en suministros energéticos del 300%.

Todo esto pesa en la facturación

Toda esta cadena de subidas les está afectando a los caterings y repercutiendo en sus costes de funcionamiento. “No deberíamos pasar de un 25% en cada una de las partidas, pero la realidad la sabemos a posteriori y cualquier desviación como la que está ocurriendo en este momento puede hacer trabajar a perdidas porque no tienen tiempo de adaptación a una realidad tan cambiante”, nos decía AGA Catering. Javier García Mateache, director del Grupo De Torres, se atreve a darnos cifras y, por ejemplo, ahora para ellos la materia prima (comida y bebida) supone un 40% de sus costes.

La consecuencia es el peso en su facturación y reducción de sus márgenes (algunos nos hablan de solo un 5% de beneficio…) porque el cliente sigue acostumbrado a precios cerrados, “aunque su solicitud sea un evento para 2024”, nos comentan.

En el Castillo de Batres, Aurora Martínez nos decía que cuentan con cuatro empresas de catering y que, hasta el año que viene no les darán precios porque, como es lógico, no se atreven a poner cifras de cómo rondaran los precios. Un deseo incumplido de previsión de precios que es difícil de hacer aceptar, especialmente en eventos sociales según nos comentan.

Cobrar la energía y los cambios en catering aparte

El coste de la energía preocupa. De hecho, algunos venues nos comentaban en otra reunión que ya están cobrando la energía aparte cuando solía estar incluido en el precio del alquiler, al menos “las tomas gordas” y dicen que en esto el cliente sí acepta con normalidad cierta subida. 

También los venues notan en su actividad de catering en esta postpandemia un aumento de solicitudes de dietas especiales, y todavía más en cliente internacional. Sin embargo, teniendo en cuenta que los eventos se solicitan last minute, las peticiones o los cambios en catering se tramitan aún peor: “en esto hay que reeducar al cliente para que avise con tiempo y que sea consciente del posible sobrecoste”, se comentaba en la reunión con venues. De hecho, algunos nos aseguraban que hasta el 10% lo asumen, pero luego ya tarifican aparte alergias y peticiones especiales.

¿Cómo adaptarse? Varios caterings ya están incluyendo cláusulas de indexación (algo que no se solía hacer en estos años de baja inflación), pero indexar sobre el IPC es muy imperfecto cuando la inflación de los productos concretos que utiliza el catering puede ser mayor o menor. Luego quedará el otro reto: aplicar esta cláusula, en un sector mejorable cuando se trata de formalizar y de aplicar contratos…

¿Alternativas energéticas renovables?

Muchas voces del sector consideran que antes la sostenibilidad significaba un plus y ahora se organizan eventos propiamente sostenibles que requieren espacios y servicios sostenibles. También, dada la situación, vemos como las empresas comienzan a plantearse tomar medidas concretamente en cuanto a la utilización de alternativas energéticas renovables.

En La Quinta del Jarama han instalado placas solares y están pendientes de hacerlo también en La Quinta de Illescas. Desde la AEC también nos confirman que, en los centros arrendados, están estudiando junto con el centro la instalación de placas solares para paliar el fortísimo incremento de la factura de la luz. “Las inversiones son importantes, pero a estos precios pueden resultar ventajosas siempre que nuestro consumo coincida con los momentos en los que se genera energía solar, porque es el autoconsumo el que realmente bajaría la factura”.

El impacto de la reforma laboral va más allá del personal

Desde la entrada en vigor de la nueva reforma laboral (de la cual te contamos todos los detalles en este artículo) AEC establece en un 25% el incremento de los costes de contratación de personal extra temporal para eventos. “Más allá de otras consideraciones sobre la nueva relación laboral con los trabajadores extras a la que la reforma obliga a las empresas por la nueva consideración de personal fijo en la estructura, todavía estamos analizando el impacto económico real ya que además incrementos de los costes directos que pueden estar alrededor del 15% se debe considerar la obligación de distintas auditorias que también suponen costes extras de consideración”, nos decían desde AGA Catering.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias