Skip to content

Un estudio de IRF examina la sostenibilidad en incentivos y reuniones

Un estudio de IRF examina la sostenibilidad en incentivos y reuniones

Compartir noticia

Escuchar

Eric Mottard
Nadie puede ser convencido de cambiar: es hora de utilizar la entrevista motivacional   XXL: Amex decide la adquisición de CWT Vicent Marí, presidente del SCB y del Consell de Ibiza: cómo el MICE estira la temporada
Si estás cansado de hablar de sostenibilidad, prepárate para más, mucho más: la necesidad de garantizar la responsabilidad de nuestra industria es un imperativo tanto moral como comercial para todos los actores del sector de eventos. En este contexto llega un estudio de la Incentive Research Foundation que explora las tendencias e implicaciones en torno a las prácticas empresariales sostenibles en MICE. Conclusión: las cosas se están moviendo y la demanda de los diferentes actores es cada vez más clara… pero el cambio es progresivo, y el viaje tiene también sus dimensiones muy positivas. Eric Mottard

El cambio está en marcha, y la necesidad de los responsables de eventos es cada vez más clara… pero un compromiso aún limitado. Como dice Stephanie Harris, presidenta de la IRF, “las prácticas sostenibles son cada vez más importantes para los clientes y más frecuentes en los RFP, pero muchos clientes reconsideran si suben los costes o los compromisos”. Aquí están las principales conclusiones de este estudio.

  • La demanda se está volviendo más clara, aunque todavía lentamente. Casi el 80 % de los encuestados reportaron “al menos cierta presión” de los clientes para tener opciones más sostenibles. Suena bien, pero mirando los datos con detalle, el vaso está literalmente medio lleno. A la pregunta “¿Hasta qué punto ves una tendencia entre los clientes que solicitan incentivos más sostenibles?”, exactamente el 50% responde “ninguno” o “poco”, y el 50% “algo” o “mucho”. Todavía estamos lejos de que la sostenibilidad sea un criterio clave.
  • Debemos escuchar a la sociedad. La demanda se está volviendo real y el estudio nos recuerda que para el 85% de los consumidores, la sostenibilidad ambiental y social afecta sus decisiones de compra. Los empleados también: según una encuesta de Edelman Trust a varios miles de empleados, el 61 % dice que elige dónde trabajar en función del alineamiento con sus valores, y el 71 % dice que la posibilidad de generar un impacto social es un factor decisivo al considerar un trabajo. Cuidado: es más fácil contestar a una encuesta que decir que no a una oferta de trabajo atractiva… pero la intención está cada vez más clara.
  • El coste es la principal barrera para la sostenibilidad. Esta es una prueba obvia de compromiso y, según el estudio, el compromiso con la sostenibilidad no llega tan lejos como para justificar un premium. El estudio concluye que es importante identificar e implementar prácticas sostenibles que puedan reducir los costes de viaje.
  • Los destinos más cercanos son cada vez más populares, especialmente aquellos que no requieren viajes aéreos. Esto se debe tanto a preocupaciones ambientales como a la necesidad de reducir costes (y quizás la presión de tiempo en este mundo estresado). Varios entrevistados están experimentando una mayor demanda de viajes de incentivo más cortos y un interés en el ecoturismo sostenible. Aunque pocos esperan ver un alejamiento significativo de los destinos glamurosos, en el catálogo de un proveedor, la «experiencia local» se ha convertido en la más demandada.
  • Se buscan proveedores locales. El uso de proveedores y artistas locales son formas de reducir costes, disminuir el impacto ambiental y apoyar la economía local. Así que la tendencia hacia la “reubicación” de socios ingresa a nuestra industria.
  • … pero los viajes internacionales pueden tener su propio impacto positivo. El estudio nos recuerda que este tipo de viajes puede ser muy positivo para las comunidades locales y sus economías, fomentar la comprensión y la empatía de las personas hacia los demás (valores importantes en estos tiempos tensos) y que los participantes pueden aprender sobre prácticas sostenibles locales y llevarlas a casa. Y permite aportar a los que visitan las selvas tropicales y son testigos de la vida en ellos, pueden tener más comprensión de su importancia, y así querer cuidarlos.
  • ¡La sostenibilidad motiva! El estudio reporta que los empleados son más felices y motivados cuando son recompensados ​​con una contribución benéfica a una organización benéfica de su elección en lugar de dinero en efectivo, y esta satisfacción está relacionada con un mayor rendimiento general del equipo.

Si bien los resultados pueden calificarse (en nuestra opinión) de mixtos, el cambio está en marcha y el estudio destaca que “los profesionales MICE deben prepararse ahora para cambios profundos en la forma en que ejecutan sus estrategias”. Ahí no solo hay responsabilidad, también hay negocio, como lo expresó Enrique Lores, CEO de HP en el Fortune Global Sustainability Forum. “Nuestra tesis ha sido que necesitábamos trabajar en sostenibilidad porque es lo correcto, pero también puede ser fuente de ventaja competitiva. Cada vez más, consumidores y clientes comerciales se preocupan por ello. El año pasado hicimos más de 3.000 millones de dólares en acuerdos gracias a nuestras prácticas de sostenibilidad”.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias