Skip to content
General · Madrid

Intenso debate en vivo en el hotel Riu con el V Congreso Eólico Español

Intenso debate en vivo en el hotel Riu con el V Congreso Eólico Español

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
Ron Santiago de Cuba monta un evento en un tren para “viajar al alma de Cuba” sin salir de Madrid Grupo Don Espumoso crea la división Xplora Events para eventos corporativos Madrid sigue promoviendo el impacto positivo de los eventos con un Directorio de Entidades Sociales con las que colaborar
Hasta 100 asistentes responsables y altos directivos de empresas relacionadas con el sector energético y de renovables (también políticos, dada la estrecha relación de energía y política) se reunieron durante dos días en el hotel Riu de Madrid para debatir y compartir ideas en vivo y en directo en relación a este sector. A ellos se unieron 200 asistentes virtualmente, formando así el primer congreso híbrido del anfitrión, la Asociación Empresarial Eólica (AEE). Globalia Meetings & Events estuvo al mando del evento, ¿cómo lo organizaron y qué consiguieron? Por Paula Rey

Un congreso presencial con componente virtual

Por quinto año consecutivo la Asociación Empresarial Eólica vuelve al hotel Riu y decide realizar su congreso presencialmente, añadiendo este año la retransmisión en streaming y conexión con otros ponentes a distancia. Este componente virtual complementario ha ampliado la asistencia del evento (de 100 a 300) y ha permitido contar con representantes políticos como  la Ministra para la Transición Ecológica, la Secretaria de Estado de Energía, la Ministra de Industria, Comercio y Turismo,  el Secretario General de Industria y la comisaria Europea de Energía,  Kadri Simson, desde Bruselas.

Sin embargo, lo que destaca del congreso es el intenso debate en vivo generado en la sala del Riu donde realmente los asistentes pudieron debatir, pensar juntos cómo aplicarán lo tratado, compartir nuevas ideas al respecto… El encuentro face to face permitió la implicación de los asistentes para llegar a absorber el contenido tratado y el conocimiento generado en las mesas redondas, sesiones técnicas y keynotes de los 65 ponentes internacionales, durante dos días en jornada de mañana y tarde.

Un congreso presencial con seguridad

#Vuelvenloseventos, bajo las medidas de seguridad necesarias. En este congreso, el Plan de Actuación fue creado por una comisión de trabajo entre el cliente, Globalia y Riu Plaza de España, que nos aseguran desde la agencia “fue muy estricto y se cumplió en todo momento por todos los participantes, incluso a todo el personal del equipo de Globalia que participó, antes de comenzar el montaje, se le efectuaron las respectivas PCR”.

En la entrada, no se realizaron pruebas, pero sí se le tomó la temperatura a cada asistente, negando su acceso su esta era superior a 37,5. Se dispusieron puntos de gel por todo el espacio y se recurrió a la señalética (gran aliada de la seguridad) para señalizar las direcciones de entrada y salida, y evitar los cruces y las aglomeraciones. La sala de celebración del evento limitó su aforo al 40% y en formato escuela acogió a las 100 personas que se sentaron en asientos preasignados (norma obligatoria en Madrid para la organización  de eventos en hoteles) con una distancia entre ellos de 1,8m, según nos cuentan.

La mascarilla, por supuesto, era obligatoria en todo momento, exceptuando los momentos comiendo y bebiendo en las pausas de café y almuerzo. Aun teniendo su propia mascarilla se les entregó a cada uno un “kit Covid”, como lo denominan desde la agencia: un neceser con otra mascarilla, gel, bolígrafo y bloc de notas para uso individual.  Igualmente evitando el contacto y la impresión de papel no se entregó ningún folleto o programa del congreso, toda la información estaba disponible en la web del Congreso Eólico Español.

El catering y la ventilación

Las pausas para el café y el almuerzo se realizaron en salas distintas a la principal, según nos explica desde la agencia para  garantizar la distancia social entre mesas de 1,5m, siguiendo las normas de la Comunidad de Madrid. Nos cuentan que el servicio consistió en un buffet asistido al asistente, se usaron manteles de papel y los cubiertos se dispusieron en “saccheto” sobre papel desechable con precinto. Nos aseguran, también, que  todas las salas empleadas se ventilaron antes del inicio del evento y en las pausas. Esta consideración de la calidad del aire durante el evento, especialmente en espacios cerrados, es un asunto muy recomendable. El famoso “ambiente cargado” tantas veces escuchado en el sector puede suponer hoy, además de incomodidad, un aumento del riesgo que se puede contrarrestar efectuando las medidas necesarias.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias
Eventoplus