Skip to content
General · Barcelona

La Audi immersive experience combina tecnología 3D e IA para conectar con los usuarios

Compartir noticia

Escuchar

Luana Valls
South Summit 2023 reafirma su compromiso con la sostenibilidad Tarsa ficha a Arantxa Vicedo como nueva responsable de eventos Auge del marketing experiencial y los eventos en 2022 según AEVEA
La innovación es uno de los pilares de Audi y no solo la ponen en práctica en sus vehículos sino también a la hora de diseñar sus campañas de publicidad. Su última apuesta ha sido la creación de la Audi immersive experience, una experiencia de marca que combina tecnología 3D y la Inteligencia Artificial con la que los usuarios podían interactuar en tiempo real. Ubicada en el centro comercial L’illa en Barcelona esta instalación de realidad inmersiva ha permitido a la marca presentar el Audi RS e-tron GT a través de pantallas de gran formato y contenidos interactivos al puro estilo 3D OOH. Luana Valls

‘A la vanguardia de la técnica’ este es el lema de Audi y lo implementa en todas sus áreas de trabajo más allá de sus coches. Su departamento de marketing busca constantemente nuevas maneras de conectar con los potenciales clientes a través de formatos innovadores. Para presentar su nuevo modelo, el Audi RS e-tron GT, han creado junto a PHD Media y Glassworks una instalación de realidad inmersiva que ha estado expuesta en Barcelona durante un mes. Tal y como nos cuenta Gemma Jané, manager del equipo de innovación y creatividad de PHD España, la elección de Barcelona se debe a dos principios: por un lado, la relevancia de la ciudad para la marca a nivel de mercado, “queríamos un sitio que fuera premium como lo es la marca”, explica. Además ofrecia una localización como es L’illa Diagonal, que también aportaba este carácter premium y reunía los requisitos para llevar a cabo esta experiencia de marca. Por ahora esta activación solo se ha llevado a cabo en Barcelona, pero según cuenta Gemma, «estamos intentando exportar la experiencia a nivel nacional e internacional».

Apuesta disruptiva

Audi tenía claro que para la presentación de su nuevo vehículo quería una activación que se saliera de la norma, por eso, apostaron por una propuesta disruptiva basada en la utilización de efectos 3D y la inteligencia artificial. Una puesta en escena que no podía llevarse a cabo en cualquier lugar ya que principalmente constaba de una gran estructura formada por pantallas LED de 12 x 4 metros. El centro comercial L’illa ofrecía el espacio necesario y también un espacio cubierto imprescindible para proteger todo el despliegue tecnológico. Esta instalación inmersiva funcionaba gracias a la aplicación de una tecnología basada en el motor de gráficos Unreal Engine y la configuración nDisplay de Epic Games, que permite crear contenidos interactivos en tiempo real.

En tiempo real

Los usuarios no solo visualizaban el vehículo a escala 1:1 en las pantallas, sino que también podían interactuar con él mediante una conexión con las pantallas totalmente inmersiva que utiliza inteligencia artificial. En la parte superior de la estructura, instalaron una cámara que escaneaba a la persona y capturaba el movimiento del cuerpo para luego procesarlo con un módulo de IA. De esta manera, al levantar los brazos o señalar a derecha o izquierda tenía una respuesta en la pantalla guiada por el usuario y haciendo que la experiencia fuera personalizada.

Además, gracias a la tecnología Unreal Engine pudieron generar los gráficos en tiempo real y usar mapas HDRI, consiguiendo que la experiencia evolucionara y cambiara en función de la hora del día. El sistema monitorizaba el ciclo solar para adaptarse a la luz de ese momento proporcionando una integración de los contenidos al momento.

Experiencia para el usuario  

Gemma nos cuenta que Audi está llevando la tecnología a un plano experiencial, poque uno de los pilares que tiene en su planteamiento es el ‘human centric’. Por eso, su objetivo principal a la hora de diseñar la activación era ofrecer a los usuarios una experiencia de marca en primera persona. A lo largo de los dos minutos de desarrollo, los usuarios que se acercaron pudieron interactuar con las pantallas de manera inmersiva controlando la experiencia, que consistía en tres minijuegos. Además de la versión digital del coche, los usuarios pudieron ver el modelo in situ y realizar una experiencia de conducción a través de tests drive.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias
Eventoplus