Skip to content

Los congresistas del IFSCC se conocen en el Tibidabo

Los congresistas del IFSCC se conocen en el Tibidabo

Compartir noticia

Escuchar

Cristina Munoz
Guil presenta una nueva torre de carga superior para montaje en eventos Bigcrafters, el evento de Estrella Galicia que reconoce el talento ajeno
El primer acto social de un congreso suele ser especialmente relevante: es el aterrizaje en el evento, el momento de conocerse entre colegas. Abile Corporate Events organizó la primera cena social de la Sociedad Española de Químicos Cosméticos (IFSCC) que celebró su 33º Congreso de la Federación Internacional de Sociedades de Química Cosmética (SEQC) en Barcelona. Para romper el hielo, y crear un ambiente realmente distendido, la agencia reservó en exclusiva el icónico parque de atracciones del Tibidabo para los 1.000 congresistas, que se lo pasaron en grande.

El kidadulting es tendencia porque realmente existen pocas formas tan eficaces de romper el hielo en grandes eventos como hacer retroceder en el tiempo a los asistentes sin muchas complicaciones. Tener todas las atracciones del Tibidabo para ellos, el colorido y el ambiente genial que se respira en el parque, por no hablar de sus preciosas vistas a Barcelona, tuvieron un potente efecto deshinbidor.

Otro momento diferente para unos participantes procedentes de todas partes del mundo, fue realizar el traslado de ida y vuelta desde el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), donde se realizaba el congreso, hasta la Plaza del Tibidabo. Para trasladar a los mil congresistas reservaron en exclusiva el funicular del Tibidabo, conocido como ‘Cuca’. Una forma, por otro lado, de sumar sostenibilidad al evento al utilizar un transporte público.

También el catering fue sostenible. Para continuar con la inmersión en Barcelona, recrearon el Mercado de La Boquería reproduciendo algunas de sus clásicas ‘paradas’ como panadería, frutería y floristería. Además, contaron con un catering local basado en productos de km0, de temporada y ecológicos.

Abile, que está certificada por Biosphere, optó también por utilizar en los montajes materiales reusables o de alquiler en vez de construir nuevos elementos. Además, implementaron el sistema Zero Food Waste, donando el sobrante de alimentos a entidades sociales.

Para la cena de clausura, también muy Barcelonesa, el escenario fue completamente distinto: la sala Oval del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), que se iluminó y decoró dando protagonismo a la marca patrocinadora de la gala.

Los congresistas del SEQC se conocen en el Tibidabo en la cena social organizada por la agencia Abile Corporative Events

En este caso también se contó con un catering sostenible y local que reinventó para la cena el clásico postre catalán de pan con chocolate, aceite y sal. Como en la cena de apertura, se realizó también la donación de alimentos a comedores sociales, el transporte fue sostenible, y se compensó la huella de carbono. Pero además se puso especial atención a la inclusión laboral con la contratación de personas en riesgo de exclusión para la elaboración de los cien centros de mesa.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias