Skip to content
General · Madrid

Mahou vuelve a romper las reglas en un lavadero de coches

Mahou vuelve a romper las reglas en un lavadero de coches

Compartir noticia

Escuchar

eventoplus
10 ideas que nos dejan las agencias sobre este 2023 20 años después: el evento más movilizador del c de c Royale by Shoot, un nuevo espacio lleno de luz en el centro de Barcelona
Por Gala Alberdi Tras los dos primeros encuentros clandestinos en lugares de lo más inesperado (el primero en la floristería ‘Margarita se llama mi Amor’, y el segundo en un restaurante asiático en el centro de Madrid), Barrica de Mahou volvió a sorprender el pasado 17 de julio con su tercer encuentro, en esta ocasión en el lavadero de coches Burbucar y un showcase de Don Patricio con una propuesta gastronómica de la mano de Umiko. El concepto creativo parte del claim de la campaña #RevientaLasReglas, “por esta razón, en los encuentros barrica intentamos superarnos evento tras evento buscando venues/temáticas diferentes, que impacten a los asistentes”, nos señala Harris Castillo de Apple Tree (la agencia organizadora). Empezaron en una floristería con el cantante Bejo, siguieron en un restaurante chino con Soy un pringada, fueron a un lavadero de coches con Don Patricio y veremos donde será el siguiente…

Let’s go! El evento comenzó a las ocho de la tarde. A medida que llegaban los asistentes, se les animaba a participar en diferentes actividades como la fiesta de la espuma, tumbarse en colchonetas, guerra de agua con pistolas, o degustar el catering y los sabores de Barrica de Mahou. Después, sobre las nueve y media comenzó el showcase de Don Patricio y la noche acabó con la música de DJ Caravaca.

¿El objetivo? Sorprender al consumidor con un evento diferente, inesperado, reventando todas las reglas convencionales, de la misma forma que Barrica de Mahou revienta las reglas a la hora de hacer cerveza envejeciéndola en barricas de roble, “el evento necesitaba un espacio diferente y disruptivo que aportase esos matices”, nos señala Harris. El evento iba dirigido a jóvenes consumidores, inquietos, que miran la vida de una forma distinta y que buscan romper de alguna manera las reglas establecidas con el objetivo de crear experiencias con productos menos convencionales.

Estrategia digital. Para esta acción se decidió contar por un lado con los influencers amigos de la marca para hacer un sorteo de entradas para sus seguidores, y por otro lado, buscaron perfiles de artistas como Albert Mullor, Andrea Rueda o Álvaro Cervantes que cumplen con los valores de Barrica de Mahou ya que revientan las reglas no siendo artistas al uso. Además de contar con los influencers amigos de la marca para invitar a sus seguidores, utilizaron a María Escarmiento y a Marta Sango para amplificar la campaña, generando deseabilidad sobre el evento sorpresa.

Además, acudieron los ganadores del sorteo que hizo Mahou previamente a través de Instagram para que disfrutasen de este evento veraniego con Barrica de Mahou.

 

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias