Skip to content
General · Madrid

¿Qué podemos aprender de la Gala de los Goya 2021?

¿Qué podemos aprender de la Gala de los Goya 2021?

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
SOMOS sigue reforzando su plantilla con perfiles como analista de datos Así fue la convención para los 2.500 comerciales de Maersk en PortAventura Convention Centre ReUtilízame, una nueva solución para donar tus excedentes a entidades sociales
Sus 34 ediciones pasadas siempre se han emitido por la 1 de TVE por lo que históricamente es un puro evento “tv show”, formato muy en auge actualmente. La novedad este año es que la presencialidad se ha visto reducida otorgando a la ceremonia un formato híbrido con Banderas y María Casado como presentadores y los intérpretes y cineastas encargados de entregar los premios desde Málaga; y con los 166 nominados conectados de manera telemática desde sus casas. Los Goya de este año reflejan la clara hibridación a la que se han visto conducidos los eventos en muchos casos tras un año de pandemia. Pero… además de lecciones de moda y cotilleos varios, ¿qué podemos aprender de la Gala de los Goya 2021? Por Paula Rey

Gestión técnica sin prácticamente errores. Como hemos visto en muchos casos, un evento online es arriesgado a nivel técnico (pregunta a los Globos de Oro….). Sin embargo, que al terminar los Goya lo único que se pueda decir es que Fernando Trueba no desmuteó su micrófono para hablar significa que fueron técnicamente perfectos.

Entorno híbrido con hasta 166 conexiones. El evento combinó la presencia física en el teatro Soho CaixaBank de Málaga de los conductores, Antonio Banderas y María Casado acompañados por los encargados de entregar los galardones, con las conexiones de los 166 nominados desde sus casas. Grupo Mediapro (bajo su nueva división Mediapro Events) garantizó esas conexiones remotas desde diferentes ubicaciones (casas, hoteles, casas rurales…) combinando conexiones web gestionadas por Zoom y conexiones 4G. Para asegurar la cobertura de esta producción, se han realizado 200 conexiones de vídeo simultáneas y se ha contado con 32 equipos de cámara en directo por 4G desplazados por toda España.

Tres semanas de preparación. Más de 120 profesionales de las distintas empresas y unidades del Grupo Mediapro, liderados por Mediapro Events (65 de ellos presencialmente) garantizaron la cobertura híbrida para el acto de la Academia producido por TVE. El equipo estuvo trabajando tres semanas antes con los nominados. En los eventos virtuales a veces resulta difícil cuadrar pruebas con ponentes vip por gestión de agenda… pero es una de las claves del éxito.

Instrucciones claras previamente para los participantes. Cabe destacar el papel que ha jugado la secretaría técnica de producción que ha estado en permanente contacto con los nominados para exponerles en un dossier explicativo todos los aspectos a cuidar como la iluminación, el encuadre, el fondo y un vídeo en 3D explicativo con los detalles y protocolos. En el caso de aquellos nominados que solo contaban con contribución vía Zoom, el equipo tuvo en cuenta las necesidades que pudieran tener en cuanto a ancho de banda, webcam (Logitech), o kit de iluminación.

Mucho ritmo gracias a la variación de formatos. Los eventos virtuales o híbridos son, sobre todo, una experiencia visual, y cuanto más atractiva y estimulante, ¡mejor! En la gala se jugó con el montaje integral del escenario, la configuración de las pantallas LED y la totalidad de los elementos escenográficos y de decoración (a cargo de Fluge Audiovisuales) así como con la variación constante de videos caseros, conexiones con los nominados, presentadores, cantantes…, mezclando narración, sorpresa y entretenimiento. La Academia encargó el contenido de la 35ª Gala a la productora audiovisual TST (Teatro Soho Televisión). Siempre es un must la buena música: emociona y resulta útil para desconectar entre bloques. La música en virtual es el nuevo coffee break.

Uso de personajes “gancho”. Las últimas 14 ediciones habían sido presentadas por humoristas y este año el reclamo eran las caras nuevas del dúo Antonio Banderas y María Casado que sorprendieron con una gran complicidad. Antonio mostró especial cercanía con el público. Nathy Peluso, Vanesa Martín y Aitana comentaron en la alfombra roja que él les había pedido que interpretaran esos temas concretos. También hizo lo propio con sus amigos de Hollywood pidiéndoles que mandaran un mensaje de apoyo al cine español. Destaca igualmente el repóquer de ases inicial para entregar premios técnicos: Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Alejandro Amenábar, Paz Vega y J. A. Bayona. Elegir a una enfermera del Summa 112 para entregar el premio a Mejor película también fue un acierto, porque si alguien ha sido imprescindible este año, han sido ellos, los sanitarios.

Expectación y curiosidad añadida. Acompañado de su hija pequeña y de su pareja apareció Salvador Calvo, director de Adú. Y como él, el resto de nominados abrieron las puertas de sus casas a las cámaras, lo que generó una expectación y curiosidad automática por lo que iba a ser la gala. Los ganadores no recibieron la estatuilla en sus domicilios, quizás por una logística demasiado costosa o por miedo a que se filtraran los ganadores… El asunto incluso dio lugar a algún momento divertido como el de Mario Casas al recibir el galardón a Mejor actor protagonista que sacó una estatuilla de juguete. Otro tip: ¡no olvidar el humor!

Innovar con el photocall. Mitad físico, mitad virtual, a manos de Threevents, que nos cuenta que tanto el diseño y construcción del photocall como de la alfombra roja se han adaptado a los requerimientos de la Academia y respetando las medidas Covid, como la distancia entre personas o los accesos de invitados. En el Gran Hotel Miramar de Málaga se instalaron en dos salas independientes el photocall, alfombra roja y tarimas de prensa. Los invitados accedían por estricto orden por cada uno de los photocall. Los medios estaban distribuidos en sus zonas asignadas (gráficos, televisiones, otros). RTVE contaba con varias zonas para los profesionales de los distintos programas que retransmiten el evento. Una de las novedades ha sido la colocación de pantallas de plasma de gran formato para las entrevistas online de los nominados y de pantallas LED para la emisión de contenidos.

La hibridación “a medias” de la gala. La idea ideal (valga la redundancia) de un evento híbrido es que en la parte presencial tenga lugar un “mini evento” con los allí presentes, que interactúen de alguna manera y que eso se compagine con aquellos que están a distancia, sin olvidarlos. En este caso dado que la presencialidad fue limitada la interactuación entre los presentes también. No podría considerarse el ejemplo paradigmático de evento híbrido, ¡pero nos quedamos con todos estos aprendizajes!

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias