Skip to content

¿¿¿Defensa de los concursos???

Compartir noticia

Escuchar

eventoplus
¿Cómo organizar un evento con Triple Impacto? Así fue la Boyden World Conference 2023 de AIM Group Spain 10 ideas que nos dejan las agencias sobre este 2023 20 años después: el evento más movilizador del c de c
A ver… ¿En qué lío me voy a meter? ¿Defender los concursos? No tengamos miedo: el primer post de este blog tiene que ir a contracorriente. Ya tendremos tiempo de destacar el coste de los concursos masivos o poco éticos para nuestro sector. En fin, para comenzar, unos comentarios: Hace poco estuve en Francia en […]

A ver… ¿En qué lío me voy a meter? ¿Defender los concursos? No tengamos miedo: el primer post de este blog tiene que ir a contracorriente. Ya tendremos tiempo de destacar el coste de los concursos masivos o poco éticos para nuestro sector. En fin, para comenzar, unos comentarios:

Hace poco estuve en Francia en una conferencia de la ANAe (asociación francesa de agencias de eventos) en la cual Frederic Bedin, máximo responsable de Le Public Système (probablemente la mayor agencia francesa de eventos y comunicación) expuso dos ideas a contracorriente en nuestro mercado, acostumbrado a ver los concursos como un puro desperdicio.

Primero, según Bedin, el concurso no es tiempo totalmente perdido: se tiene que considerar también como una actividad de I+D para las agencias de eventos. Son momentos con sesiones de creatividad, contactos con proveedores y aprendizaje sobre sus servicios, mejor conocimiento de espacios, formación de nuevos empleados en la concepción de un evento… Seguramente no hablamos de un tiempo 100% productivo (económicamente), pero sí es un tiempo que tiene su utilidad. Las agencias tienen que plantear los concursos de esta manera, simplemente para asegurar que todo el trabajo de investigación realizado para concursos sea lo más útil posible para su formación interna y su conocimiento del mercado.

Segundo, Frederic Bedin recordó un hecho obvio, aunque poco comentado. Si la agencia hace 20, 50 ó100 eventos al año, el cliente hace uno o dos grandes eventos. La selección de la agencia y de lo que implica (concepto creativo, equipo de trabajo, nivel de riesgo, forma de trabajar… y sobre todo impacto final) es una de las decisiones más importantes del año para él. Y la idea de equivocarse en esta decisión le es insoportable. “Es como cuando alguien se va a comprar un coche: quiere ir a visitar 15 concesionarios hasta encontrar el coche que más le gusta”, recordó.

Todo esto no disculpa los concursos masivos ni todos los malos comportamientos que se pueden observar en nuestro mercado (poco morales y poco efectivos). Tendré tiempo de volver sobre estos problemas en otros posts (espero vuestros comentarios ¡o denuncias!). Pero es un punto de vista interesante, y cierto.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias