Skip to content

El ROI: Imposible pero imprescindible…

Compartir noticia

Escuchar

eventoplus
¿Cómo organizar un evento con Triple Impacto? Así fue la Boyden World Conference 2023 de AIM Group Spain 10 ideas que nos dejan las agencias sobre este 2023 20 años después: el evento más movilizador del c de c
¡Por fín! Durante años he visto de un lado a convencidos de la medición del rendimiento, de los eventos (todo se puede medir, todo se tiene que medir) y del otro los opositores (la emoción no se mide, un impacto a tan largo plazo no se pone en cifras). Devotos de un lado y ateos […]

¡Por fín! Durante años he visto de un lado a convencidos de la medición del rendimiento, de los eventos (todo se puede medir, todo se tiene que medir) y del otro los opositores (la emoción no se mide, un impacto a tan largo plazo no se pone en cifras). Devotos de un lado y ateos del otro.

Y llegó un punto de vista intermedio muy interesante. En una reciente entrevista con eventos magazine (número 20, enero-febrero 2009), Toni Segarra, director creativo (y la “S”) de S,C,P,F… comentó algo lleno de verdad, que se puede resumir así: medir es imposible pero imprescindible. Todos sabemos, argumenta, que lo que hacemos no se puede medir, pero las consecuencias de las acciones de comunicación son tan importantes (a nivel de imagen de la marca, de presupuesto, y de nuestras carreras), que necesitamos cifras que nos orienten, necesitamos saber que vamos en buen camino.

Es lo mismo en eventos. No podemos conocer en cifras todo su impacto exacto y tenemos que aceptarlo. Pero no podemos organizar eventos pensando en una buena comida y una decoración chula… sin saber exactamente para qué hacemos todo esto y sin pensar en comprobar si el objetivo se ha alcanzado. Tener objetivos tangibles, trabajar en función de ellos, y medir su realización post-evento tendrá que hacerse… ¡aunque sea imposible!

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias