Skip to content

El sector de espectáculos y eventos prepara una reivindicación para el 17S

El sector de espectáculos y eventos prepara una reivindicación para el 17S

Compartir noticia

Escuchar

eventoplus
¿Cómo organizar un evento con Triple Impacto? Así fue la Boyden World Conference 2023 de AIM Group Spain 10 ideas que nos dejan las agencias sobre este 2023 20 años después: el evento más movilizador del c de c
Pasar del sufrimiento al activismo: es lo que pide una mesa sectorial compuesta por 37 organizaciones unidas bajo un criterio neutral, abierto y apolítico basado en el Movimiento Internacional de la Industria Cultural del Espectáculo y los Eventos (Plasa #WeMakeEvents) al que se han unido ya siete países y que nos ha dejado este agosto imágenes como la del Estadio de Wembley teñido de rojo. Detrás de esta llamada al activismo, una parte del enorme y complejo sector de eventos (la parte más cultural, musical, aunque abran la mano a que se una el MICE) busca la visibilidad social y política ante la situación creada por la pandemia en la que no se ha reconocido políticamente la vulnerabilidad de un sector especialmente golpeado por la crisis. Cita, el 17 de septiembre en una gran acción nacional, aunque queda esperar para saber qué tipo de acciones se prevén.

Se confirma que el otoño será de reivindicación: tras los primeros gritos en el sector ferial, y una manifestación en el País Vasco, llega la acción que se anuncia como de máximo impacto: una acción a escala nacional el 17 de septiembre. El mensaje de sufrimiento y urgencia se nota desde las hashtags: #alertaroja, #hacemoseventos, #redalert, #wemakeevents pretenden transmitir un sector al cual se le agota el tiempo y que actúa para su supervivencia.

¿Qué sector? Este movimiento iniciado originalmente por la feria de audiovisuales Plasa, surge de los profesionales más relacionados con la producción audiovisual y los eventos de tipo cultural y musical. De hecho un vistazo a las asociaciones implicadas permite ver el carácter marcadamente cultural y técnico de este movimiento – apenas aparecen asociaciones del sector MICE. Pero los organizadores hacen un llamamiento a que se sumen fuerzas con todo el espectro de organizadores de eventos. A través de su web www.alertarojaeventos.com, anima a empresas y profesionales del sector de eventos culturales y espectáculos, pero también los relacionados con el sector MICE, para reclamar políticamente medidas urgentes que garanticen la supervivencia del sector, además de crear una mesa sectorial que defina sus necesidades, priorizando la negociación de un convenio colectivo sectorial de ámbito nacional.

¿Será esta iniciativa una de todo el sector de eventos, o se quedará en el segmento cultural? Es cierto que llama la atención a fecha de hoy, para el profesional de MICE, el dominio del mundo técnico y cultural y la ausencia de asociaciones de MICE, pero la colaboración entre segmentos de eventos (culturales, profesionales, deportivos…) sería positiva para la defensa del formato evento, especialmente en tiempos difíciles como los actuales, y cabe desear y esperar un apoyo del mundo MICE a esta reivindicación de sus primos, conformando una movilización global del mundo del evento.

Durante los próximos días se definirán las diferentes acciones de protesta y cómo se llevarán a acabo de cada una de las ciudades, pero la plataforma ya publica sus reivindicaciones, que recogemos aquí. 

Manifiesto 17S: ‘Todo un sector, una única unión’

1º.- Que se reconozca al sector del espectáculo y los eventos entre los sectores principalmente afectados por la pandemia de la Covid-19. Consideración por instituciones y administraciones públicas como un sector especialmente perjudicado y prioritario.

2º.- Reactivación inmediata de las agendas culturales y de eventos de las administraciones públicas, bajo el estricto cumplimiento de todos los protocolos de seguridad sanitaria.

Para los trabajadores autónomos:

3º.- Prórroga de la prestación especial por cese de actividad, hasta su reactivación con una recuperación del 100% de aforos, a los que continúan con su actividad paralizada, con exención al 100% de la cuota del RETA, y posibilidad de acceso reduciendo el requisito de la disminución de ingresos al 30% en relación con los mismos trimestres del año anterior. Cotización escalonada según días trabajados.

4º.- Adopción de medidas legislativas específicas para los que, debido al carácter estacional e intermitente de la actividad, no se encontraban de alta en el sistema de la seguridad social o se encontraban de baja por enfermedad en el momento de inicio de la pandemia. Acceso a las prestaciones por cese de actividad.

5º.- Reconocimiento de cese de actividad Extraordinaria por fuerza mayor a los trabajadores autónomos con menos de dos años de alta en el RETA. Acceso a las prestaciones por cese de actividad hasta su reactivación con una recuperación del 100% de aforos.

6º.- Reducción del tipo impositivo y/o establecimiento de deducciones en la cuota del IRPF para trabajadores autónomos y profesionales del sector desde su incorporación a la actividad, teniendo en cuenta la estacionalidad e intermitencia de su actividad.

Para los trabajadores por cuenta ajena:

7º.- Durante el periodo de inactividad, y hasta que se reactive con una recuperación del 100% de los aforos, los trabajadores no verán consumido su derecho a prestaciones y/o subsidios, teniéndose en cuenta el carácter retroactivo de esta medida desde el 14 de marzo del 2020.

8º.- Reconocimiento de la actividad como intermitente y adopción de medidas legislativas referentes al régimen de cotización y protección social, permitiéndose la obtención automática de prestaciones de desempleo en cada periodo de inactividad que sucede entre contrato y contrato de trabajo una vez alcanzadas un número de horas mínimas.

Para las empresas:

9º.- Recuperación de los ERTE por fuerza mayor total con exención del 100% de las cotizaciones en seguridad social, hasta que sea posible trabajar con el 100% de los aforos y mantener la prestación de todo el personal afectado por un ERTE en el 70% de la Base Reguladora.

10º.- Adaptación específica de los instrumentos de regulación de empleo a la estacionalidad e intermitencia de la actividad según se vaya recuperando la actividad. La nueva regulación de la fuerza mayor parcial resulta totalmente incompatible con las dinámicas de trabajo de este sector que únicamente precisan de la reincorporación de trabajadores para escasos días, incluso para estos supuestos, se debe cotizar tanto por los trabajadores reactivados como por los trabajadores que continúan en el ERTE, lo que implica que las empresas del sector tengan que trabajar a pérdidas.

11º.- Reducción del tipo impositivo del Impuesto de Sociedades para los ejercicios 2020 y 2021, y aplazamientos excepcionales sin garantías en deudas tributarias de cualquier cuantía, a 18 meses sin intereses. Exención para los mismos periodos del Impuesto sobre Actividades Económicas, Impuesto sobre Bienes Inmuebles afectos al desarrollo de la actividad, así como tributos locales, tasas e impuestos especiales vinculados al desarrollo de la actividad empresarial.

Para el sector:

12º.- Establecimiento de ayudas directas a autónomos y empresas del sector que acrediten una disminución del volumen de ingresos superior al 50% en relación con el ejercicio anterior, vinculadas o no a la inversión realizada en ejercicios anteriores y al nivel de endeudamiento.

13º.- Aplicación del IVA reducido en los sectores vinculados a la Industria Cultural, del Espectáculo y Turismo de Congresos, Reuniones, Incentivos y Eventos (MICE), como medida dinamizadora de la actividad.

14º.- Moratoria en créditos ICO hasta la reactivación de la actividad entendida como la recuperación del 100% de los aforos.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias
Eventoplus