Skip to content
General · Madrid

Escapes en pleno patrimonio natural y cultural de Madrid

Escapes en pleno patrimonio natural y cultural de Madrid

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
Cuidado con anunciar tu evento con IA, un evento de Willy Wonka terminó siendo un desastre SOMOS sigue reforzando su plantilla con perfiles como analista de datos Así fue la convención para los 2.500 comerciales de Maersk en PortAventura Convention Centre
No es solo cosa de niños, la gamificación lleva siendo tendencia ya muchos años y sus beneficios son de sobra conocidos: conexión, formación, atención, participación…piezas clave para que tu evento sea un éxito.  Con este poder, es lógico que formatos como el escape room hayan arrasado (lo hemos visto incluso convertido en una acción total de RSC) y hayan llegado a diversificarse y romper sus propios muros. Así, con la variedad street escape el escenario toma envergadura y se convierte en un condicionante más en la actividad. La ciudad puede dar mucho juego para esto, pero Outfinders se decanta por ofrecer para tus eventos un escape en pleno Manzanares del Real, patrimonio natural y cultural de Madrid. Por Paula Rey

La mecánica es la habitual: se propone un reto que hay que superar en equipo y en un tiempo determinado. ¿La diferencia? No hay que escapar de ninguna room. Los participantes deben ir adivinando acertijos y resolviendo enigmas en medio de Manzanares del Real, un paraje natural y cultural destacable y…variable. Para Enrique Arias, CEO de Outfinders, esta es la gran diferenciación de organizar un escape en este lugar en contacto con la naturaleza. “En Manzanares del Real tenemos el entorno, existen más elementos con los que jugar al aire libre,  es más real, un escenario cultural increíble y aleatorio…te puedes hasta cruzar con alguien que te dice algo y no sabes si forma parte del juego”.

Entre enigmas, pistas y candados nos aseguran que añadir esta dinámica de teambuilding en tu evento logrará definitivamente consolidar equipos, potenciar la creatividad y el pensamiento crítico desde diferentes roles. Y sumado a esto el valor añadido del condicionante externo natural y hasta un castillo (el de los Mendoza) como escenario abarcable. Valorando este entorno, Ikea, por ejemplo, ya ha apostado por esta actividad para algunos eventos internos.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias