Skip to content
General · Madrid

Hyatt abre en Madrid un Thompson con espacios para eventos

Hyatt abre en Madrid un Thompson con espacios para eventos

Compartir noticia

Escuchar

Paula Rey
Faro CGS, nuevo espacio para eventos en la Ciudad Financiera Grupo Santander (Madrid) El congreso EHA 2024 estrena campaña de donación de sangre orientada al sector de congresos y reuniones Un evento de rugby que favorece la reinserción social de presos
Thompson Madrid en pleno centro, a sólo unos pasos de la Puerta del Sol, se convierte en el primero de la marca de Hyatt Hotels Corporation en Europa y el tercero del grupo en la ciudad tras Hyatt Centric Gran Vía Madrid y Hyatt Regency Hesperia Madrid. Inspirado en su homónimo situado en el SoHo de Nueva York y con el arte inundando todos sus rincones cuenta con 175 habitaciones, 22 suites, piscina, tres espacios gastronómicos, seis espacios para eventos (todos con luz natural) y una Penthouse y rooftop donde también se pueden organizar eventos. ¡Te damos los detalles sobre sus capacidades! Por Paula Rey

Ubicación en pleno centro

Se ubica en la Plaza del Carmen tras la calle Montera. Ocupa dos edificios contiguos: uno destinado al uso residencial y el otro una antigua iglesia del siglo XVIII destruida durante la Guerra Civil que en los últimos años funcionaba como cine.

Seis espacios para eventos

Thompson Madrid ofrece seis espacios para reuniones y eventos ubicados en la planta cuarta del hotel. En total más de 600 m2 para tus eventos, con una entrada directa desde la calle y una zona de check-in dedicada. De menor a mayor capacidad nos encontramos las salas: Lola 21m2, Isabel 26m2, Ximena 50m2, Penélope de 59m2 (con un patio colindante de 66m2), Carmen I de 142m2 y Carmen II de 149m2. Al juntar Carmen I y Carmen II, que son panelables, se conseguirían 292m2. Igualmente se pueden juntar Isabel y Ximena consiguiendo una sala de 74m2. Todos los espacios, según nos dicen, tienen luz natural, incluyendo el foyer de 125m2.

175 habitaciones, 22 suites y una Penthouse también para eventos

Thompson Madrid cuenta con 175 habitaciones, incluyendo 22 suites, distribuidas en las ocho alturas que conforman el edificio. La privilegiada Suite Penthouse se ubica en el ático del hotel, en las plantas nueve y diez, ofreciendo una panorámica de la ciudad de Madrid y exclusivas vistas a la Puerta de Sol. Completamente exterior y con 222m2 distribuidos en dos plantas, la Penthouse incluye bar, balcón privado, salón y un área de comedor con un mostrador. En la planta superior encontramos las habitaciones, baño con bañera y amplio vestidor. El interiorismo de la Suite Penthouse ha sido realizado por el equipo de arquitectura de Luisa Olazábal. La Penthouse también se abre para eventos “exclusivos”.

Piscina, rooftop para eventos y oferta de deporte

En la octava planta de Thompson Madrid encontramos una piscina al aire libre y climatizada con sistema de hidromasaje y un espacio de relajación con tumbonas con vistas al horizonte madrileño donde además se puede disfrutar de bebidas en Thompson Madrid Rooftop Bar. Una parte de este rooftop/azotea se puede privatizar también para eventos consiguiendo 96m2.

thompson

El espacio para realizar deporte del hotel, con equipo de última generación, se encuentra en la primera planta del edificio. Los huéspedes, además de disfrutar del espacio por su cuenta, podrán asistir a clases privadas y sesiones de entrenamiento o grupales.

Tres espacios gastronómicos

El proyecto gastronómico está a cargo del grupo de restauración Familia La Ancha. Thompson Madrid ofrece tres espacios gastronómicos diferenciados, además del servicio de habitaciones: Thompson Madrid Rooftop Bar, restaurante ubicado en la azotea y, por el momento, exclusivo para huéspedes; The Omar, un bistró y obrador a pie de calle para huéspedes y visitantes; e Hijos de Tomás, una coctelería clandestina situada en la planta baja del edificio y con acceso directo desde la Plaza del Carmen que, según nos dicen desde Hyatt, abrirá en otoño.

El hotel se posiciona con “experiencias”

El hotel de lujo se posiciona como una institución cultural y ofrece a los huéspedes acceso exclusivo a experiencias en toda la ciudad, incluyendo visitas, exposiciones de arte y conciertos. Con el lema “Con la cultura por Montera”, Thompson Madrid se apoya en la figura de los “Artivistas”, uno de sus pilares de marca, a través de una cuidada selección de curators:

Nicolás Villamizar, conocido por sus composiciones orgánicas y vanguardistas inspiradas en las pinturas del Renacimiento, creará obras de arte exclusivas para Thompson Madrid inspiradas en la ciudad y el hotel, que incluirán piezas de arte decoradas en toda la propiedad, así como un mapa de edición limitada que se entregará a los huéspedes al registrarse.

Nino Redruello es el encargado de cambiar la cultura culinaria del hotel, aportando la combinación perfecta de ofertas tradicionales españolas con un toque innovador a Thompson Madrid. A través del Chef Nino, la propiedad ofrecerá el arte de la gastronomía a través de platos que incluyen sopa agria con cangrejo a la parrilla y zuchinni, lenguado con menier de ajo negro y setas y codorniz al horno en corteza de pan.

OTEYZA, la marca local de alta costura de sastrería contemporánea llevará su artesanía a Thompson Madrid. Un proyecto conjunto dará vida al espíritu madrileño moderno desde el interior del hotel, ya que un número seleccionado de sus piezas únicas hechas a mano especialmente diseñadas para Thompson Madrid se exhibirán en áreas clave del hotel.

Arte presente en todos los espacios del hotel

Los responsables del proyecto son Exacorp One SL, por la parte de arquitectura y LOPEZ Y TENA, LYTA Interior Desing & Architecture Studio, para arquitectura e interiorismo.  El arte está presente en todos los espacios del hotel, desde el lobby hasta los pasillos de las habitaciones, pasando por la zona de eventos. Obras de los artistas Andrea Torres, Marta Bermejo, Pils Ferrer, Mercedes Garrido y Miguel Vallinas acompañan a los huéspedes durante su estancia, en una propuesta de decoración a cargo del estudio de interiorismo de Luisa Olazábal.

Desde que el huésped accede al lobby puede sentir la extensión de las calles empedradas e históricas de la capital, reflejadas en los adoquines utilizados en las áreas públicas. El lobby tiene grandes cristaleras hacia la Plaza del Carmen, donde los mostradores, separados en formas de maletas, hacen referencia al viaje. En la decoración abundan: los acabados dorados, una gama cromática neutra y en tonos tierra, el mármol español y la madera, así como detalles en piel.

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias