Skip to content

Mike Blackman se prepara para un ISE de compras, actualizaciones, sostenibilidad… y alta asistencia

Mike Blackman se prepara para un ISE de compras, actualizaciones, sostenibilidad… y alta asistencia

Compartir noticia

Escuchar

Eric Mottard
Vuelve el ranking ICCA… ¡y España sube al número 2 mundial! Las asociaciones, cada vez más comprometidas con la sostenibilidad Cómo el viaje de incentivo puede aumentar su mercado potencial y explicar su poder
La gran feria AV mantuvo la llama encendida durante la pandemia, con una pequeña edición de 2021 (la primera en Barcelona después de dejar Ámsterdam) y una edición de 2022 más sólida pero claramente afectada por la pandemia todavía. 2023 podría ser el año de volver a todo gas. ¿Qué nos espera en esta edición? ¿Cuál es el valor de una feria como ISE en este contexto aún peculiar? ¿Para qué nuevos modelos de negocio e innovaciones técnicas debemos prepararnos? Hablamos con el director de la feria, Mike Blackman. Eric Mottard

¿La pandemia ha dejado un impacto en el espectáculo?

Sí, todavía hay un impacto, especialmente porque el 15% de los participantes son chinos y muchos no podrán venir. Muchos de los más grandes tienen oficinas de distribución en Europa, pero aun así, algunos no estarán. También vemos a algunas personas todavía preocupadas por viajar, aunque en números limitados. Pero en general las perspectivas son muy buenas, y en cuanto a inscripciones estamos donde estábamos en diciembre de 2019, por lo que la previsión es muy buena.

¿Es importante el número de asistentes?

La calidad es importante, y es cierto que los números grandes pueden engañar si se trata de personas sin poder de decisión. Los primeros ISE, el negocio era muy bueno pero las sesiones educativas tenían poca asistencia y eso nos preocupaba. Así que miramos los perfiles de los asistentes y vimos que eran personas muy senior, y estos profesionales no querían formación. Sé de ferias donde la educación es tan exitosa que las sesiones están llenas pero mueren porque el show floor está vacío y no se vende nada. Entonces, los números pueden ser engañosos.

Así que calidad más que cantidad. ¿Están cambiando sus prioridades con respecto a los segmentos estratégicos que necesita ISE?

Muchos de nuestros asistentes son integradores, que vienen a comprar y necesitan ver los productos, y eso es muy bueno para nosotros, pero necesitamos crecer con clientes finales, corporativos. Los necesitamos porque la diferencia entre los productos no siempre es muy clara, por lo que es importante que los clientes finales comprendan los productos en detalle, establezcan relaciones con los fabricantes y comprendan su valor. Los fabricantes quieren que los clientes demanden tal o cual marca, y influyan en los integradores que son los que compran, en instalaciones permanentes como oficinas.

Si hablamos de eventos, es diferente: los productores muchas veces no exigen una marca específica, se preocupan por la calidad y los efectos, quieren lograr algo y dicen a sus integradores el efecto que necesitan; pueden mencionar una marca, pero a menudo no la exigen. El organizador (especialmente la agencia) confía más en el proveedor (integrador, empresa de alquiler de AV) para ofrecerles calidad. Así que intentamos que las agencias de eventos vengan a ISE, adquieran más conocimientos y exijan servicios más específicos. Una diferencia entre los dos segmentos es que en el mundo corporativo, las personas “compran”, en las agencias, “se les vende”. Estamos tratando de educarlos, pero es un proceso.

¿De dónde son tus colaboradores para producir el evento?

Todos son locales. Incluso nuestro partner Lang, ahora ha abierto en Barcelona. Siete empresas han decidido montar una oficina en Barcelona desde que trajimos el salón aquí, y seguirá creciendo. Aquí estamos dejando un legado, nuestro impacto no se limita a los 4 días de evento.

Y el impacto podría ir más allá: cuando abrimos en Ámsterdam, el hecho de tener el enorme puerto de Róterdam fue una ventaja, algunas empresas usaron Róterdam como su base de importación a Europa. Barcelona podría ser la puerta de entrada al sur de Europa.

¿Se está convirtiendo la sostenibilidad en un problema real en AV?

Lo es, y lo estamos abordando. No podemos ser la influencia, pero podemos ser el megáfono. Buscamos la sostenibilidad en nuestros premios, dando visibilidad a los actores que la integran a su trabajo. Estamos también apoyando el Green AV Challenge, y una organización llamada SAVe (que ayuda a los proveedores de AV a ser más sostenibles) estará en la feria. Así que el reto sostenible es real… pero más que el transporte o el consumo de electricidad, un desafío es el final de la vida útil del producto. Hay una posible tendencia de un modelo de propiedad a uno de alquiler, digamos «AV como servicio». En este modelo, como en la gestión de fotocopiadoras, no compras, sino que alquilas y actualizas periódicamente la solución (una sala de conferencias, por ejemplo). Esto es bueno para todos en la cadena de valor… pero tenemos que ver qué sucede al final de la vida del producto, tal vez instalarlo en una escuela. Pero esto aún debe resolverse por completo y es clave para nuestra sostenibilidad como industria.

¿Es la sostenibilidad una amenaza, con gente reticente a venir al show?

Tenemos un desafío, pero dos factores hacen que sea necesario asistir: primero, los humanos son criaturas sociales y necesitan conectar; segundo, el AV es un servicio visual que hay que ver, probar. Todo esto hace que sea difícil sustituir una feria como ISE.

Después de la pandemia, ¿esta edición va a estar fuertemente orientada a la compra?

Sí, acabamos de tener dos años de compras bajas debido a la pandemia. Primero, porque no hubo eventos, por lo que las empresas de alquiler no han comprado equipos, y segundo, porque muchas empresas con problemas financieros vendieron sus equipos durante este periodo. Ahora ha vuelto la actividad, por lo que la demanda de nuevos equipos es muy alta. Todavía hay problemas de disponibilidad de material (cadenas de suministro, problemas en China, disponibilidad de chips), y esto hace que sea aún más importante comprar bien, y venir a ISE ayuda a las empresas de alquiler a hacerlo.

Más allá de comprar, un objetivo al asistir puede ser actualizarse sobre las novedades tecnológicas. ¿Es un momento de mucha novedad en la industria?

Sí, absolutamente, me pregunto si nuestra industria no es a veces demasiado sofisticada en novedades. La gente quiere avances tecnológicos, pero tiene que aportar un claro valor añadido. Si comprar algo nuevo hace que el cliente te compre más, entonces tiene sentido, pero si lo que tengo en mi almacén ya le satisface, entonces no. No olvidemos que como profesionales audiovisuales, vemos muchas cosas que el cliente o el asistente no ven. Ser 4K u 8K no siempre marca la diferencia para un público no experto.

A nivel de innovación, destacaría dos. Una son las pantallas LED curvas y flexibles que realmente marcan la diferencia en eventos, abriendo nuevas posibilidades al director de arte. Teníamos LEDs curvas y ahora hay LEDs flexibles de verdad, más asequibles y más flexibles. Otra innovación es que los hologramas son cada vez más reales. Hace poco participé en una conferencia de forma remota, utilizando la tecnología de pequeñas hélices que se está volviendo increíble. Una pared verde, cámaras 4K y luces, y eso fue todo. Esta será una buena solución para los speakers que no pueden asistir al evento. Creo que cambiará las reglas del juego para eventos, museos, educación… pero el verdadero cambio de juego es cuando le agregas IA y el holograma te habla… ¡y no estamos lejos de eso!

 ISE tiene lugar en Barcelona, del 31 de enero al 3 de febrero: https://www.iseurope.org/  

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias