Skip to content

Recomendaciones de la OMS para los organizadores de eventos ante la crisis del Covid19

Recomendaciones de la OMS para los organizadores de eventos ante la crisis del Covid19

Compartir noticia

Escuchar

eventoplus
10 ideas que nos dejan las agencias sobre este 2023 20 años después: el evento más movilizador del c de c Royale by Shoot, un nuevo espacio lleno de luz en el centro de Barcelona
La vida sigue. A pesar del goteo de cancelaciones, y de las restricciones en algunos países de eventos de diverso tamaño, la actividad sigue y la idea es estar informados y preparados. En este sentido te recomendamos que te descargues el documento que ha emitido la Organización Mundial de la Salud con indicaciones específicas para los organizadores que contemplan las tres fases del evento: planificación, operativa y posterior al evento. Puedes descárgate el documento aquí.

Las recomendaciones, orientadas a grandes eventos, pueden ser también muy útiles en la organización de eventos medianos.  Te mencionamos algunas de las principales, pero son indicaciones exhaustivas que te recomendamos leer con detenimiento en el informe original.

  • Garantizar que existe un sistema sólido de gestión los problemas de salud pública en el destino.
  • Coordinación con las autoridades locales y nacionales de salud pública: una persona de enlace del equipo organizador y una de la instancia de salud pública asignada.
  • Los canales de comunicación deben acordarse de antemano.
  • Evaluación exhaustiva del riesgo. Para eventos altamente visibles o particularmente grandes, la OMS puede proporcionar asesoramiento y asistencia técnica al país anfitrión para ayudar a evaluar los riesgos de salud pública asociados con el evento.
  • Las consideraciones generales de la enfermedad Covid19 incluyen: dinámica de transmisión, futura propagación probable de la epidemia, gravedad clínica, opciones de tratamiento, potencial de prevención, incluidos los productos farmacéuticos y vacunas disponibles.
  • Las características específicas del evento que deben considerarse incluyen: densidad de masas, la naturaleza del contacto entre los participantes (por ejemplo, un concierto o evento religioso, en interiores o exteriores, la disposición del lugar), si el evento será atendido por participantes registrados y no registrados; la profesión de los participantes y su posible exposición previa, el número de participantes provenientes de países o áreas afectadas por el brote de COVID-19 dentro de los 14 días previos al evento; la edad de los participantes; debido a que las personas de edad avanzada que tienen afecciones comórbidas parecen verse más gravemente afectadas, las reuniones masivas compuestas principalmente por esta cohorte pueden estar asociadas con una mayor transmisión; el tipo o propósito del evento (por ejemplo, deportivo, festivo, religioso, político, cultural); la duración y el modo de viaje de los participantes; si la duración de la recolección masiva es mayor que el período de incubación para la infección por COVID-19 (14 días), entonces se esperaría que la mayoría de los casos asociados con el evento ocurrieran mientras el evento está en curso. Por el contrario, si la duración es más corta, la mayoría de los casos probablemente ocurrirían después del evento a medida que las personas viajaran a sus hogares.
  • En la operativa: detectar y controlar la enfermedad COVID-19 relacionada con eventos; reducir la propagación del virus; gestionar y tratar a personas enfermas; difundir mensajes de salud pública específicos para la enfermedad COVID-19.

 

Noticias relacionadas

Ver todas las noticias